Entradas populares

Páginas vistas en total

lunes, 16 de enero de 2012

DEFENDER LA VIDA Y NUESTRO HOGAR LA TIERRA ES UN DEBER

Pronunciamiento de sacerdotes y religiosas de Cajamarca sobre Conga
CARTA ABIERTA A LAS AUTORIDADES NACIONALES, REGIONALES Y LOCALES Y A LA OPINIÓN PÚBLICA

Los que suscribimos el presente documento, sacerdotes, religiosas y laicos, que trabajamos en diversas parroquias de la Diócesis de Cajamarca, ante los acontecimientos del conflicto social suscitados por el Proyecto Minero Conga, y con una mirada desde la fe y desde la ética cristiana, manifestamos lo siguiente:

PRIMERO. MIRANDO NUESTRA REALIDAD:
Se constata que la mayoría del pueblo cajamarquino, desconfía y rechaza a Minera Yanacocha, por que en los 18 años de exploración y explotación ha mostrado malas prácticas ambientales y sociales: a) adquisición de tierras a precios irrisorios e injustos; b) destrucción del paisaje y de fuentes naturales de agua, afectando su disponibilidad en cantidad y calidad; c) enemistad con las comunidades de su entorno: d) denuncias y enjuiciamientos contra líderes que defienden y reclaman justos derechos para su comunidad; e) sabemos que Cajamarca es una de las regiones que más aporta a la economía nacional, sin embargo sigue subdesarrollada y continúa entre los departamentos más pobres del Perú.
Conocemos que el Proyecto Minero Conga eliminaría varias lagunas, extensos humedales y bofedales que se encuentran en cabeceras de cuenca, las que dan origen a ríos y quebradas (como el Chailhuagón, el Jadibamba, las quebradas Chirimayo, Chugurmayo y Toromacho), que dan vida y sustento a muchas comunidades aledañas pertenecientes a las provincias de Celendín, Hualgayoc-Bambamarca y Cajamarca; conocemos también que el proyecto será a tajo abierto, lo que destruiría el ecosistema y dañaría irreversiblemente los afluentes de agua natural, necesarios para el consumo humano y para la agricultura, debido a los relaves y residuos tóxicos, afectando así la vida presente y futura en nuestra Región.

SEGUNDO. JUZGANDO DESDE LA FE ESTA REALIDAD:
Con la firmeza de Cristo que dijo: “No se puede servir al mismo tiempo a Dios y al dinero” (Mt 6, 24), reafirmamos la palabra del Magisterio de la Iglesia que con claridad hace un deslinde entre el afán de riqueza y el respeto a la vida: !
a) “En todo este proceso, tiene una enorme responsabilidad el actual modelo económico que privilegia el desmedido afán por la riqueza, por encima de la vida de las personas y los pueblos y del respeto racional de la naturaleza”
b) (Aparecida Nro. 473).
b) La Iglesia propone que es urgente“...buscar un modelo de desarrollo alternativo, integral y solidario, basado en una ética que incluya la responsabilidad por una auténtica ecología natural y humana, que se fundamenta en el evangelio de la justicia, la solidaridad y el destino universal de los bienes, y que supere la lógica utilitarista e individualista” (Aparecida Nro. 474).
c) Recientemente enseña el Papa Benedicto XVI: “La Iglesia tiene una responsabilidad respecto a la creación y la debe hacer valer en público. Y, al hacerlo, no sólo debe defender la tierra, el agua y el aire como dones de la creación que pertenecen a todos. Debe proteger sobre todo al hombre contra la destrucción de sí mismo” (Encíclica Caritatis In Veritate. Nro. 51).

TERCERO. POR LO EXPUESTO:
Uniéndonos a los justos reclamos de los cajamarquinos proponemos: !
a) Que nuestras autoridades del gobierno nacional, regional y local actúen con apertura, para que se respete el derecho a la consulta previa, al diálogo justo y sano y a una información veraz, completa e imparcial, sobre el Proyecto Minero Conga, para evitar malos entendidos.
b) Que se respeten los valores de la justicia, la paz, la creación de Dios, especialmente el agua, fuente de vida, y las personas, que son imágenes de Dios; que no se violenten más los derechos de los más pobres de nuestra Región de Cajamarca.
c) Que se mantengan intangibles las cabeceras de cuenca, tal como señala la Ley de Recursos Hídricos (Artículo 75, Ley N° 29338).
d) Que en la Región de Cajamarca se priorice y se invierta en proyectos sostenibles, como la agricultura, la ganadería y el turismo.
e) Exigir a las compañías mineras, que están en actividad, una mayor responsabilidad en sus operaciones y que cumplan con los estándares internacionales para la explotación minera.
Que nuestra Patrona, la Virgen de los Dolores y San Francisco de Asís, Patrón de la ecología, nos ayuden e iluminen a convivir como verdaderos hermanos, construyendo un Perú con justicia y amor, especialmente para los más pobres de nuestra Región que defienden el agua, la Madre Tierra y la dignidad que Dios nos dio.

Cajamarca 06 de enero de 2012.

Fiesta de la Epifanía del Señor.
RELIGIOSAS:
- Hna. Verónica M. Aucoin
- Hna. Marion E. Collins
- Hna. Rosa Lily Ferrero Butters
- Hna. Rosa Mercedes Silva Cumpa
- Hna. Alita Sánchez Sánchez
- Hna. Moira Flyn
- Hna. Mercedes Bardales Paredes
- Hna. Vilma Licuona Tito
- Hna. Doris Lovón Fernández
- Hna. María del Rosario Cabrera
- Hna. Elva Larrea Bravo
- Hna. Rosa Zababuru Villacres
- Hna. Flor de María Jáuregui Detrez
- Hna. María Camila Ruiz Bustelo
- Hna. María Isabel Pasco Guerrero
- Hna. María Victoria
- Hna. Alessandra Marcillo

SACERDOTES:
- R.P. Walter Freddi Cruz Cruz – San Marcos
- R.P. Lázaro Jara Paredes – San Marcos
- R.P. David Cruzado - Cajamarca
- R.P. Pedro Terán Malca - Cajamarca
- R.P. Segundo Alarcón Cobeñas - Tembladera
- R.P. Francisco Javier Centurión Obando - Cajamarca
- R.P. Cayo Gonzales Estela - Magdalena
- R.P. Edinson Ramos Valqui - Cajamarca
- R.P. José Mariano Calderón Chávez -
- R.P. José Ardila Codasero - Sorochuco
- R.P. Américo Becerra Salazar - Cajamarca
- R.P. Alejandro Bustamante Arteaga
- R.P. Victorino Guerra Valladares - Cajamarca
- R.P. Roberto Carranza Chávez - Cajamarca
- R.P. Nelson Pastor Machuca - Cajamarca
- R.P. Vidauro Pérez Pérez – Cospán
- R.P. Javier Hoyos Huamán - Cajamarca
- R.P. Rolando Estela Díaz - Cajamarca
- R.P. Ramón Pajares Bardales – Baños del Inca
- R.P. Delmar Vásquez Malca
- R.P. Mario Díaz Mego
- R.P. José Francisco Esteves Vargas - Sucre
- R.P. Alejandro Gil Montoya - Cajamarca

LAICOS:
Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe
- Dorila Villanueva Pastor
- Wilhelm Sarmiento Chávez
- María Alicia Bazán Chávarry
- Esther Portal Rodríguez
- Sebastiana Novoa Teatino
- María Victoria Novoa Llovera
- Rosa Arce Pereda
- Juana Huamán Vidaurre
- Orfelinda Aliaga Rabanal
- José Ramón Villanueva Terrones
- Rosa Inés Muñoz Ocas
- Paula Lisbeth Urtecho Sabián
- Gloria Emelina González Figueroa
- Ursula Esther Arévalo Romero
- Fredesvinda Martos Terán
- Rosas Palomino Bazán
- Cinthya Lizeth Valera Olivares
- Aidé Cabrera Martos
- Nolvia Mercedes Gutiérrez Chegne
- Blanca Palomino Correa
- Ana Ruitón Cuzco

IGLESIA SAN FRANCISCO:
- Roberto Dante Cabanillas Vásquez
- Flor Karina Rebaza Castrejón
- Jorge Luis Huatay Castrejón
- José Rebaza Coronel
- María Consuelo Castrejón Calua
- William John Rebaza Castrejón
- Alberto Minchán Tasilla
- Cinthia Judith Carrasco Briones
- Edinson Ruíz Jáuregui
- Vicky Castrejón Mayna
- Javie Serapio Pumaccajia Tasilla

JUVENTUD MARIANA VICENTINA:
- Gavi Lizbeth Díaz Cieza
- Maruja Isabel Rodas Tafur
- Guadalupe Castañeda Mosquera
- Amparo Milagros Mosquera Jara
- Carlos Alejandro Sánchez Escobedo
- Janeth Chávez Vásquez
- Roberto Franklin Cacho Ruíz

EQUIPOS DOCENTES DE CAJAMARCA:
- Telesvina Alva Velásquez
- Pablo Alarcón Cobeñas
- Alsina Zegarra Sánchez
- Nancy Vásquez Huaccha
- Martín Cueva Rojas
- Eliana Tanta Sánchez
- Ana Portal García
- Pilar López Llanos
- Victoria Santillán Ortiz
- Elena Sánchez Cueva
- Alejandrina Saucedo Morales
- Rosario Alvarado Marín
Siguen Firmas…

domingo, 15 de enero de 2012

LA MINISTRA AUSENTE EN PERÚ

Ha pasado más de un mes desde que Ana Jara asumió el cargo de ministra de la Mujer y Desarrollo Social, y en este tiempo apenas ha designado a sus dos viceministros. Su presencia no se nota. Además sus profundas convicciones religiosas preocupan a sectores que abogan por la defensa de los derechos de las mujeres. Muchas iniciativas en ese sentido, heredadas de la anterior gestión, han perdido fuerza.

Por: Flor Huilca
El 12 de diciembre pasado, Hernán Vásquez Cabrera, presidente del Movimiento Armonía Familiar Perú, una agrupación que tiene como principio la defensa de los valores y la familia, remitió al despacho de la ministra de la Mujer, Ana Jara Velásquez, una carta que busca cerrarle las puertas a la participación de las organizaciones feministas y de mujeres en este sector. El escrito plantea la disolución del Consejo Nacional de la Mujer del Mimdes porque –según argumenta– “permite el acceso de feministas y abortistas” a ese ministerio.
Este singular pedido pudo haber sido uno de los tantos que se envían al despacho ministerial y son archivados. Pero lo sorprendente es que el documento fue enviado con el expediente 031/2011 a la Dirección General de la Mujer para que emita una “opinión técnica a la Alta Dirección del Ministerio” sobre esta propuesta. Es decir, la ministra se interesó en el tema y dio trámite al pedido.
Hechos como este abonan las dudas sobre el rumbo que tomará este ministerio en manos de la ministra Ana Jara Velásquez, una mujer que ha hecho pública su profunda convicción religiosa, incluso recitando de memoria versículos enteros de la Biblia. Ella forma parte de la Iglesia Bautista La Gracia de Dios, uno de los grupos más conservadores de las iglesias evangélicas, quienes no creen en el aborto por violación o consideran a la homosexualidad como una ‘desviación sicológica’. A ella misma, por ejemplo, no la dejarían ser líder espiritual de su iglesia (ser pastora) porque ese papel está negado para las mujeres (ver recuadro).

¿Dónde está?
Hace más de un mes que Jara reemplazó a la ex ministra Aída García Naranjo en el cargo y desde entonces pocas cosas se han movido en el Mimdes. Su gestión se caracteriza hasta el momento por la inacción, el perfil bajo y la falta de equipo. Recién el 5 de enero, tras 25 días de asumir el cargo y un día antes de la presentación del gabinete Valdés ante el Congreso, designó a sus dos viceministros: la abogada Marcela Huaita Alegre como viceministra de la Mujer y a Julio Rojas como viceministro de Desarrollo Social. Otros puestos claves en el ministerio, como el de jefe de Gabinete de Asesores, Secretaría General y el Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual, aún no han sido designados. En el resto de direcciones se mantienen funcionarios que vienen de gestiones pasadas.
Por estas fechas ni siquiera hay un jefe de la Oficina de Comunicaciones, por lo que es difícil llegar a ella para precisar los lineamientos de su gestión. Y lo que está en juego en estos momentos es precisamente la continuidad de los lineamientos establecidos por la gestión de su antecesora Aída García Naranjo. La ex directora de la Dirección General de la Mujer María Ysabel Cedano señala que la gestión saliente dejó lista para su aprobación la Ley de Organización y Funciones (LOF) del Mimdes que será algo así como la hoja de ruta para este ministerio. La propuesta refuerza la rectoría de este sector en competencias como la igualdad de género y la lucha contra la violencia a las mujeres en todo el Estado. El plazo máximo para su aprobación es el 20 de febrero. El Consejo de Ministros debería aprobarla, pero es la ministra Jara quien debe empujar su inclusión en la agenda.
Otro tema que se quedó a medio camino con el cambio de gabinete es la Ley de Igualdad de Género que plantea lineamientos para la implementación de políticas públicas multisectoriales con una perspectiva de género. Este documento que fue consultado con organizaciones de mujeres –hasta del penal Santa Mónica– plantea que como parte de los derechos sexuales y reproductivos las mujeres puedan acceder a la pastilla del día siguiente, cuya distribución está limitada solo a establecimientos de salud públicos.
La ley plantea también, entre otras cosas, que la identidad sexual de hombres y mujeres no está determinada por razones biológicas sino por un componente sociocultural. Ello permite, por ejemplo, que se respalde el derecho de los homosexuales a cambiar de identidad en su DNI.
A todo esto, es pública la posición de la ministra Jara en contra de estos planteamientos. En una extensa entrevista que brindó a un programa de televisión, se definió como una mujer pro vida y dijo que respalda la sentencia del Tribunal Constitucional que limita la distribución gratuita del anticonceptivo oral de emergencia. Y siguiendo la formación que se inculca en su iglesia, también habría razones para pensar que tiene reservas frente a los derechos de los homosexuales.
Para Cedano “el nombramientos de las máximas autoridades en el Mimdes debe responder a la separación entre religión y gestión pública. La ministra alega que ese es su caso, pero es preocupante saber que en ceremonias públicas se resalten valores religiosos por encima de los derechos fundamentales”. Esos temores van tomando forma en pequeñas cosas. Se cuenta por ejemplo que en una reunión por Navidad con los hijos de los trabajadores del Ministerio de la Mujer, la ministra les recomendó que pidan a sus padres que les compren una Biblia como regalo de Navidad.
Frente a esta fundada preocupación, el contrapeso que pueda jugar la viceministra Marcela Huaita tiene un margen limitado, a criterio de Diana Miloslavich, ex jefa del gabinete de asesores de la gestión pasada e integrante de la ONG Manuela Ramos. Lo dice tomando en cuenta que nuestro Estado es jerárquico y le corresponde al titular del portafolio –en este caso la ministra Jara– fijar las políticas de su sector. Huaita es una abogada experta en temas de género que ha trabajado en la Defensoría del Pueblo. Su designación busca darle a Jara un respaldo en el manejo de temas de género, pero todavía hay dudas sobre cuánto margen de acción pueda tener frente a la agenda conservadora de la ministra.
Por lo pronto, se conoce que la ministra habría dado marcha atrás en su deseo de que el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social –con los cambios que experimenta por la transferencia de programas sociales al Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social– se convierta en el Ministerio de la Familia. Pasaría a llamarse Ministerio de la Mujer y Ciudadanía, tal como lo propuso la gestión de García Naranjo.

Mimdes en peligro
Al margen del perfil que tiene Jara, lo que más preocupa a las organizaciones feministas y de mujeres es el cambio en el nacionalismo frente al tema de género y a los ofrecimientos planteados en su plan de gobierno. Su preocupación, dice Miloslavich, aumentó luego de escuchar el mensaje del premier Óscar Valdés en el Congreso, sin una sola mención a políticas en este sector, a diferencia de su antecesor, Salomón Lerner, quien presentó en detalle las metas que pretendían alcanzar. “¿Cuál es la prioridad del presidente Humala ahora?”, se pregunta.
Cedano piensa que por los plazos que hay para la aprobación de la Ley de Organización y Funciones del Mimdes –el 20 de febrero– pronto se conocerá la respuesta. “Si optan por un ministerio sin rectorías tendremos un ministerio debilitado y cada vez más manipulable políticamente. Tendrá bajo su competencia al Inabif, a las personas con discapacidad, el programa nacional contra la violencia sexual y familiar, pero no tendrá la perspectiva de género”, explica. De allí a desaparecer el ministerio hay pocos pasos. Cedano cuenta que ya se han escuchado en el Ejecutivo voces que plantean reducir el Mimdes a un instituto o convertirlo apenas en una dependencia dentro de cada ministerio.
Gaby Cevasco, directora de la ONG Flora Tristán, comparte la misma preocupación. Considera que la falta de liderazgo de la ministra y el perfil bajo que mantiene hasta ahora –a diferencia de su antecesora– no contribuyen a evidenciar la necesidad de seguir contando con un ministerio que conduzca las políticas en favor de la mujeres. En ese sentido, le recordó al presidente Humala que parte de su triunfo electoral se lo debe al voto de las mujeres con la campaña de las esterilizaciones forzadas.
Ante todas estas preocupaciones no se ha escuchado la palabra de la ministra Jara. Su agenda oficial, desde el 11 de enero en que prometió el cargo –su credo religioso le impide hacer juramentos–, contempló reuniones protocolares, celebraciones por Navidad, inauguraciones y su participación en ceremonias de otros sectores. Las únicas actividades importantes que ha tenido han sido la inauguración del taller “Voces de las mujeres indígenas, andinas y amazónicas, en el proceso de aplicación de la consulta previa” y su presencia en el Congreso con el gabinete ministerial.
Un dato que no puede pasar inadvertido en esa línea es el silencio con que la ministra Ana Jara recibió la promulgación de la Ley contra el Feminicidio, posición que no guarda coherencia con el impulso que puso el Mimdes para su aprobación. A pesar de estas dudas, algunas colaboradoras de la ministra destacan en ella su disposición a escuchar, aun en temas contrarios a su credo. Lo que no se puede saber, sin embargo, es si cuando llegue el momento podrá realizar acciones de Estado que vayan en contra de sus principios religiosos. Por sus actos la conoceremos.

Pensamiento bautista
Daniel Terrones Díaz es pastor de la Iglesia Bautista La Gracia de Dios desde el 2001. Desde entonces ha guiado espiritualmente a la ministra de la Mujer, Ana Jara, y ahora que se han puesto sobre ella los reflectores por sus creencias religiosas es bueno conocer el pensamiento que la ha formado.
Esta iglesia es parte de la corriente de iglesias bautistas del sur de Estados Unidos, que tienen una tradición conservadora. A diferencia de los bautistas del norte, no admiten que las mujeres puedan conducir la iglesia porque “no hay un sustento bíblico”. Lo que sí pueden hacer es predicar labores de acción social, consejería de familia, estudio de la Biblia, entre otras funciones.
Aceptan los métodos de planificación familiar con excepción de la píldora del día siguiente, están en contra del aborto en casos de violación porque son “testigos de cómo el poder divino obra en esa madre” y predican las relaciones sexuales solo después del matrimonio. Por ello están en contra de despenalizar las relaciones sexuales entre adolescentes. “Alientan el libertinaje”, explica el pastor Terrones.
Los homosexuales son para esta línea bautista un castigo divino y una desviación sicológica. “En ellos no obra la gracia de Dios”, dice.

miércoles, 4 de enero de 2012

EFECTYOS DE LA MINERÍA EN CAJAMARCA

NECESIDADES Y PREOCUPACIONES
El gobierno regional de Cajamarca y algunos alcaldes elegidos por el PUEBLO, están peleando JUNTO A SU PUEBLO en defensa de la VIDA.
Durante más de cinco siglos desde el asesinato de Atahualpa a manos del criminal Francisco Pizarro, todos los gobiernos civiles y militares realizaron un “desarrollo” ESTRACTIVO, SAQUEDOR Y EXTERMINADOR de las riquezas naturales de todo el territorio peruano. Desarrollo que hizo ricos y muy ricos a una oligarquía parasitaria y principalmente a empresarios extranjeros.
El modelo de desarrollo EXTRACTIVO ha sido y es el principal ENEMIGO de las poblaciones INDIGENAS ANDINO-AMAZONICOS quienes en millones están en calidad de DESPLAZADOS y viven a los alrededores de las grandes ciudades, principalmente de Lima que ahora casi ya alcanza a los 10 millones de habitantes.
En 1978 inicie una investigación con el tema: CAUSAS Y CONSECUENCIAS DE LAS MIGRACIONES INTERNAS.
La AMAZONÍA y en particular la REGION SAN MARTIÍN han recibido centenares de miles de migrantes de todo el PAÍS. La mayoría de ellos atraídos por el “ORO BLANCO” del narcotráfico y también porque con facilidad se convertían en propietarios de tierras rurales. AHORA EXISTEN traficantes de tierras con mucho dinero y además UNA DEFORESTACION acelerada en cabeceras de cuencas hidrográficas que incluso produce la desaparición de ríos y manantiales.
Aunque intenten demostrar lo contrario los gobiernos regionales amazónicos en particular, HASTA HOY SOLAMENTE REALIZAN DESARROLLISMO Y MODERNISMO Y TURISMO que consiste en construir carreteras, puentes, plazas y mercados etc, QUE NO SON PARTE DE UNA PLAN DE DESARROLLO INTEGRAL DURABLE. Todo el MUNDO HACE LO QUE LE DA LA GANA. El GRUPO ROMERO destruyó bosques primarios en el gran VALLE DEL CAINARACHI DE LA PROVINCIA DE LAMAS.
El documento que adjunto indica que la ciudad de CAJAMARCA aumento la población urbana de 90 mil a 240 mil en menos de 20 años. Si miramos a las ciudades de la AMAZONIA, también se triplicaron Y MAS de población URBANA. Ahí están Tarapoto, Moyobamba, Iquitos, Pucallpa, Yurimaguas, etc. ¿Por qué millones de pobladores rurales abandonan sus campos para ir a vivir en las ciudades?
Bien, hay muchos temas sobre nuestras necesidades y nuestras preocupaciones pensando en NOSOTROS y muy en especial PENSANDO EN NUESTROS HIJOS Y LOS HIJOS DE ELLOS.
Si continuamos al ritmo DE ESTE DESARROLLISMO Y MODERNISMO, nuestros nietos no serán dueños ni de sus propias vidas.

LEAN EL DOCUMENTO QUE ADJUNTO
Profesor Lucas Cachay Huamám

CAJAMARCA: LO QUE SE GANO Y LO QUE SE PERDIO CON LA MINERIA
Diecinueve años de Yanacocha y los cambios en el rostro de Cajamarca
ANTES: Año 1992 . La laguna Yanacocha rodeada de un hermoso y verde paraje, fue la primera en ser destruida para dar paso a la explotación minera.
DESPUES: Año 2006. Trece años de operaciones mineras trocó la laguna Yanacocha, y el paisaje natural que la rodeaba, en un paisaje desértico.
Lo que se ganó y se perdió. La ciudad se triplicó en extensión y población. El parque automotor igual, al punto de ocasionar caos vehicular. Ocho universidades particulares llegaron junto con Saga y Metro... Pero, el 40% de valle ha desaparecido, hay racionamiento de agua, crece la prostitución, y campea la delincuencia. El cambio empezó en 1993 con la desaparición de la laguna Yanacocha.
Elízabeth Prado
Don Víctor Campos Ríos, panadero y fotógrafo octogenario de la céntrica calle Comercio, aún extraña su natal Cajamarca, la que colindaba con la campiña a dos cuadras de la Plaza de Armas. Aún hoy le es difícil aceptar que este lindero se encuentre ahora a dos kilómetros de la Plaza Mayor.
"El río San Lucas separaba a Cajamarca del valle. Hoy atraviesa el centro de la ciudad. Hemos perdido el 40 por ciento de nuestras campiñas", se lamenta mientras observa las fotografías tomadas a fines de la década de los ochenta.
Por esos años, recuerda melancólico don Víctor, sólo existía la panadería "La Estrella de Basilio Campos", su padre, montada ochenta años atrás. Ahora hay veinte negocios similares.
Hasta el año 1995 la antigua ciudad de Cajamarca apenas contaba con tres automóviles para el servicio de taxi, y los carros particulares no pasaban de quince.
En la actualidad, la ciudad cuenta con ocho mil taxis, igual cantidad de mototaxis, y aproximadamente cuarenta mil autos particulares.
El panadero que se inició en la fotografía el año 1950 no oculta su entusiasmo por la masiva venta de teléfonos celulares, líneas de internet, no le molesta el arribo de tiendas como Saga, Ripley, y Metro. Esta es la parte positiva de la presencia de la actividad minera, piensa.
Su asentimiento por estos aprestos de modernidad no le impiden señalar los problemas que ha generado el abrupto y desordenado crecimiento de la capital nacional del carnaval.
"La mina ha generado miles de puestos de trabajo. Sin minería no se habría podido construir todo lo que hoy existe en Cajamarca. Pero ella también ha traído delincuencia, prostitución, tráfico intenso. Y si este desarrollo caótico continúa mi tierra se convertirá en una ciudad de otras costumbres", anota con preocupación.
El tema sensible de la contaminación minera no le es ajeno. "Seguramente hay contaminación, porque si no adónde va tanto insumo químico como el que utiliza la minera Yanacocha", refiere.
En cuanto al racionamiento de agua imperante hoy en Cajamarca, don Víctor cree que las autoridades no previeron el crecimiento poblacional ni planificaron cómo atenderlo. Se contentaron con la planta de tratamiento de agua construida hace treinta años. En este punto difiere con el Frente de Defensa Ambiental, para el que tal escasez se debe a la actividad minera que ha secado varios afluentes hídricos del río Grande, el principal abastecedor de agua para consumo humano en la ciudad.

TIPO DE DESARROLLO
"Aquí estaba la laguna Yanacocha, yo mismo la he conocido, estaba en el lado derecho de la vía Cajamarca-Bambamarca, y era muy grande, casi como la laguna El Perol. Ya no hay ni rastro de ella", dice Edgar Guevara Becerra, docente morador de Huambocancha Baja.
Su dedo índice apunta a una gigantesca pirámide de tierra rojiza ordenada en andenes cuyo perfil domina el paisaje. Es el lugar donde Yanacocha produjo su primera barra de oro y adonde arribó el ex presidente Alberto Fujimori para exhibirlo como el gran logro de su gobierno, en agosto de 1993.
Tres años después Yanacocha se consolidaba como la primera productora de oro en Sudamérica. Y Cajamarca empezó a experimentar cambios radicales: el comercio creció, las camionetas 4 x 4 inundaron sus calles y el número de hoteles se multiplicó... aunque también la vida se encareció.
En esta década, las grandes tiendas comerciales de Lima no tardaron en instalar sus filiales en el centro comercial El Quinde de Cajamarca. La cadena de tiendas de neumáticos de Alfredo Pimentel acaba de hacerse presente con un gran cartel que dice: Ya llegamos.
En cuanto a la productividad de la empresa Yanacocha, ésta ha sido muy exitosa. El año en que inició sus operaciones, 1993, produjo 81,497 onzas de oro. Diecisiete años después, en el 2010, esta empresa obtuvo 1'471,620 onzas del metal precioso, según se consigna en su Memoria de Sostenibilidad.
Pero el distrito La Encañada, donde está afincada, sigue siendo uno de los más pobres de la región.

PROSTITUCIÓN Y ROBOS
En una esquina de la calle Apurímac encontramos a Luis Quevedo Montoya, policía municipal del Concejo Provincial de Cajamarca. Él brega por evitar el comercio ambulatorio en el centro de la ciudad y en cierto modo cumple, pero lamenta no poder intervenir en la erradicación de la prostitución que se ha instalado en las calles Apurímac y El Batán.
"Esta actividad se realiza a cualquier hora del día y sus clientes son en su mayoría obreros de la mina. La policía municipal no puede hacer nada. De esto se encarga Seguridad Ciudadana y el Ministerio Público", precisa el servidor municipal.
"Los varones ya no pueden caminar tranquilos porque hasta en la Plaza de Armas son abordados por las meretrices ofreciéndoles sus servicios".
Quevedo Montoya explica que esta es una variable de prostitución clandestina callejera cuya tarifa varía entre 20 y 30 soles, pero también existe otra de un nivel más alto que suele anunciarse en los periódicos cajamarquinos como supuesto servicio de masajes.
Del crecimiento de la delincuencia puede dar fe la reportera gráfica de La República Sharon Castellanos, quien experimentó en carne propia los riesgos de transitar fuera del centro de la ciudad. A ella le sustrajeron su celular sin que lo notara.
"A diario atendemos aquí personas apuñaladas que no pueden comprar sus medicinas ni pagar su alta en el hospital", afirma Christa Stark, una alemana que llegó a Cajamarca hace 35 años y es la promotora de la Asociación Santa Dorotea, que apoya a personas con discapacidad.

"ES MANEJABLE"
"El crecimiento de una ciudad trae consigo cosas buenas y otras no tan buenas que hay que manejar", opinó el gerente de Responsabilidad Ambiental y Social de la minera Yanacocha, Luis campos Aboado.
Lo positivo es el crecimiento económico, el acceso a cosas que antes no había, las oportunidades de trabajo, recalcó el funcionario minero.
"Los aspectos negativos que acompañan al crecimiento urbano, hay que afrontarlos unidos", sostiene, y agrega que en este aspecto Yanacocha es un aliado de las autoridades locales. Puso como ejemplo la instalación de cámaras de vigilancia en la ciudad, con el dinero del Fondo de Solidaridad.
Pese a ello, Campos lamentó que las relaciones con el gobierno regional se hayan roto con el conflicto por Conga.
Y sobre la escasez de agua, el gerente de Responsabilidad Ambiental de Yanacocha dice que es un tema superable.
"El río Grande tiene suficiente caudal de agua. Ocurre que el Servicio de Agua de Cajamarca (Sedacaj) tiene limitaciones para captar todo ese caudal, solo acumula alrededor de 150 mil litros. Además, hay que considerar que la población ha crecido en los últimos años", arguye Campos. ❧

EN CIFRAS
En 1993 la ciudad de Cajamarca tenía 90 mil pobladores. Al concluir el año 2011 bordea los 250 mil. De la región Cajamarca, 26% está sin agua y hay 38% de desnutrición, según datos de Foncodes y el censo del 2007.

Diario LA REPUBLICA
LIMA, PERU, 03 DE enero de 2012
http://www.larepublica.pe/03-01-2012/diecinueve-anos-de-yanacocha-y-los-cambios-en-el-rostro-de-cajamarca#!foto2

CUIDAR Y LABRAR: TAREAS CRISTIANAS DEL SIGLO XXI

Ciudar y labrar nuestro jardin; dos tareas vitales

Por Ariel Costantino.
En Génesis 2:15 dice: “Tomó, pues, Jehová Dios al hombre y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo cuidara” RV1995. (énfasis mío).
Al igual que a Adán, cada uno de nosotros Dios nos dio un jardín (LA TIERRA Y LOS SERES HUMANOS) del cual somos, o debemos ser responsables. Es trabajo nuestro cuidarlo y labrarlo, no es responsabilidad de Dios, sino del uso que hagamos de nuestra capacidad de libre albedrío que ÉL nos dió: o hacemos el bien o el mal.
Cuidar y labrar son dos tareas vitales para todo cristinao en el siglo XXI.


Comencemos por "Cuidar"
Veamos algunos sinónimos de Cuidar: Atender, vigilar, velar, preservar, defender, y asistir.
Quiero que piense, en el mundo que nos rodea y de que cosas somos responsables.
Tal vez seamos casados... padres de familia... o Pastores... empleados de oficina... líderes de jóvenes... maestros... políticos..., ministros... estas cosas u otras, son parte de nuestro jardín.
No es responsabilidad de otro, si nuestra esposa se encuentra mal. No es responsabilidad de la maestra, que nuestro hijo sea maleducado, es nuestra responsabilidad. ¿Recuerda la historia de la caída del hombre? Cuado el Señor le pregunto a Adán porque había desobedecido ¿qué le respondió? dijo: “La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí” como diciendo: “yo no tengo nada que ver, ella me obligó” luego le pregunto lo mismo a la mujer, y ella dijo: “la serpiente fue”(génesis 3:11-13).
Es algo frecuente, echarle la culpa a otros de nuestros errores. ¿No es verdad? Alguien dijo: “Errar es humano... pero echarle la culpa a otro, es mas humano todavía” , ADAN debía cuidar el jardín. Esa es la verdad. Era el trabajo del hombre cuidar del huerto. Entonces, ¿Dónde estaba Adán cuando la serpiente entró en el? ¿Por qué permitio; que entrara?
Nosotros somos responsables de cuidar de nuestros hijos, de nuestras esposas, ministerios, congregaciones, amigos, trabajos y talentos, para servir a nuestro prójimo. Ellos son parte de nuestro jardín y debemos cuidarlos para que no entre la serpiente. En Apocalipsis 12:9 dice que el diablo es la serpiente antigua. Pedro dijo: “Sed sobrios y velad, porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar.” (1 Pedro 5:8) Seamos responsables, cuidemos lo que el Señor nos entrego .

El hombre no solo era responsable de cuidar el jardín, también tenia que "labrarlo y cultivarlo".
Este segundo trabajo es muy importante. Muchos cuidamos de nuestro jardín, pero fallamos a la hora de labrarlo. Un labrador es el que saca todo lo que no sirve de la tierra y la deja lista para sembrar. Solo trabaja con lo mejor de la tierra. Para poder sembrar en la tierra (personas), nosotros, como labradores, necesitamos desarrollar al máximo el potencial de esta. Labrando sus corazones y sus mentes, eliminando lo que no sirve y afirmando lo que si sirve.

Nuestras palabras son poderosas. Cada vez que hablamos, sembramos semillas en forma de palabras. Aquello que sembremos (aquello que hablemos, nuestras palabras), será lo que segaremos. La manera de hablarle a nuestro jardín, es lo que hará que este rinda mejor fruto. Lanzar visiones acertadas, afirmando el potencial de los que nos rodean, lograra que ellos sean, todo lo que pueden ser. En ocasiones encontramos que se dicen frases como estas: “vos no cambias mas” “sos la oveja negra de la familia” “deberías aprender de tu hermano”"eres un inmaduro". Estas visiones negativas, son semillas que a su tiempo darán como fruto, frustración y un concepto erróneo de su persona, falta de proyección, falta de visión.
¿Cuántas veces al día les decimos a nuestros hijos que Dios los quiere usar? ¿Cuántas veces le hacemos saber que son importantes para nosotros? Y a nuestros discípulos, ¿Le hacemos saber que son especiales? Esta es una buena manera de sembrar buenas semillas en nuestro jardín.
Contemos cuantas veces señalamos los errores de los demás, y luego cuenta cuantas veces lanzamos palabras que afirmen, y despierten en los que nos escuchan un deseo de ser todo lo que puedan ser, esto nos dará una buena idea de cómo estamos labrando nuestro jardin.

Es responsabilidad nuestra el labrar, no es responsabilidad de Dios. Ilustrare una historia para explicar esta ultima parte.
En una ocasión un hombre se encontraba caminando por un pueblo y se encontró con un terreno totalmente descuidado, abandonado, lleno de espinos, piedras y basura. Al ver este terreno el hombre sintió un fuerte deseo de comprarlo. Comenzó a buscar quien era el dueño del mismo. Al encontrarlo le hizo una oferta y el propietar= io acepto. Al haberse convertido en su nuevo dueño, emprendió una nueva tarea, alquilo un container, y con sus propias manos comenzó a quitar las piedras, la basura y todo lo que no servia. Labro la tierra y sembró trigo, maíz, y hortalizas. Al cabo de algunos meses, se encontraba de la vereda del frente del terreno y este estaba muy diferente a como lo había comprado. Maravillado con esto, vio que ahora esa tierras que habían sido inútiles estaban dando frutos. La cosecha estaba cerca. Mientras que contemplaba esto, se le acercó el religioso legalista del pueblo. Y le hizo despectivamente una pregunta: ¿Te sientes orgulloso de todo esto que hiciste?
A lo que responde –por supuesto, es algo que costo mucho trabajo hacer.
-Si pero recuerda que todo esto es de Dios le dijo el religioso.
-Seguro- afirmo el hombre, y continuo diciendo: pero hubiera visto, como lo tenia Él antes de que yo lo labre.

"Dios nunca hará algo que nosotros debemos hacer".
“Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios.” (1 Corintios 3:6)
Cuidar y labrar nuestro jardín, es responsabilidad nuestra. Los resultados los dará el Señor. Y entonces daremos toda la gloria al Él.

DEL HUERTO A LA CIUDAD

Una mirada al propósito de Dios.
Del huerto a la ciudad

POR: Marcelo Díaz
El libro de Génesis contiene a lo menos dos relatos identificables acerca de la Creación. El primero, que comprende el capítulo uno, describe los inicios de todas las cosas en espacio de seis días, más un día de reposo, con una narración maravillosa de la acción creadora de la Palabra, que crea, separa y ordena el universo, dejando su huella divina en cada intervención con la expresión: «Y vio Dios que era bueno».

El hombre en Edén
Al adentrarnos en el capítulo dos, el lente bíblico se aproxima a narrarnos detalles de cómo fue la creación del hombre y la mujer. La acción poderosa de Dios se muestra paternal, afectiva, donde prima la relación. Dios crea al hombre del polvo de la tierra, «cariñosamente» sopla en su nariz aliento de vida. Escena que tipifica la de un padre y su hijo. De esta manera, Adán por primera vez abre sus ojos, y su retina retiene el rostro de Dios, su Padre. Como dice el evangelio: «Adán, hijo de Dios» (Lucas 3:38).
El hombre Adán despierta a la vida y recibe la impronta divina, el apego necesario para subsistir, pues el sentido del hombre está siempre en Dios.
El hombre recibe cuidados y es introducido en un huerto llamado Edén, cuyo significado es Delicia. Este nombre nos revela las condiciones en las cuales Adán fue acogido por Dios. El lugar era placentero, Dios mismo «se paseaba al fresco del día…» (Génesis 3:8).
Todo hace pensar que Edén concentraba un ambiente armonioso. Dios tenía un especial interés en esta tierra. En ella veía lo bueno de su creación. Razón por la cual le dio al hombre un doble propósito al introducirlo en ella, que se registra explícitamente en las Escrituras. «Entonces el Señor Dios tomó al hombre y lo puso en el huerto, para que lo cultivara y lo cuidara» (Génesis 2:15).
La tarea del hombre era aplicar sus fuerzas a trabajar la tierra y cuidar de cada una de las especies que allí brotaban. Especies que le proporcionarían diversos y exquisitos frutos, en especial del Árbol de la Vida que estaba en medio del huerto. También había en este huerto otro árbol importante, cuyo fruto sería el conocimiento del bien y del mal. La administración de este conocimiento era para Dios de suma importancia; por esta razón le era necesario guardarlo en un lugar seguro y de su confianza.
Para la tarea encomendada de labrar la tierra, Adán contaba con las riquezas del huerto, pues del mismo brotaba un río que regaba toda la tierra, ramificado en cuatro brazos, río que las Escrituras más adelante llamarán río de vida (Apocalipsis 22:1).
Allí vivía Adán, en medio de un clima placentero, cuya misión era cultivar y cuidar el huerto de Dios.

Una ayuda que le corresponda
Más tarde, Dios pensó: «No es bueno que el hombre este solo, le haré una ayuda idónea» (Génesis 2:18). Otra vez vemos a un Dios preocupado del hombre. La tarea encomendada sería fatigosa, requeriría ayuda y compañía. Entonces, tiernamente diseña una mujer, cuya definición por naturaleza es «ayuda idónea». Literalmente, el texto hebreo traduce: una ayuda que le corresponda.
Qué curioso: Dios vio que Adán necesitaba una correspondencia, alguien que co-responda a sus necesidades, con quien obtenga mutualidad. Adán no encontró esta correspondencia en los animales, ni aún en la más delicada e inteligente de las especies. Por eso Dios, del mismo Adán, saca a Eva, haciéndolo caer en un profundo sueño. Él no sabía que intrínsecamente escondida en sus huesos, estaba «ella», a quien la llama ishshah, pues de ish fue tomada. Ella sería capaz de responder a sus más íntimas necesidades. De esta manera, ambos podrían llevar a cabo la misión encomendada por Dios, de labrar y cuidar su huerto.
En resumen, tenemos en el capítulo 2 de Génesis, una pareja creada en el afecto de Dios Padre, con una misión especial: servirle en el huerto de su delicia. Ahora sí el hombre estaría en posición de trabajar y cuidar el huerto de Dios; la ayuda necesaria había llegado para incorporarse al trabajo supremo.

El propósito de Dios
Pero, ¿qué esperaba Dios del trabajo del hombre? ¿Qué proyección tenía Dios con cultivar y cuidar el huerto? La respuesta la encontramos en la similitud que existe entre los primeros y los últimos capítulos de la Biblia. Al leerlos detenidamente, observamos que lo que se inició rudimentariamente en el Génesis con un pequeño huerto, termina en Apocalipsis con una gran edificación, en cuyo contenido existen los mismos elementos descritos en el Génesis.
¿Cómo unimos estas dos realidades? La respuesta la encontramos en la Iglesia, pues ambas son una figura de ella. Salomón escribe al respecto: «Huerto cerrado eres, oh hermana, esposa mía; fuente cerrada, fuente sellada. Tus renuevos paraíso de granados, con frutos suaves, de alcanfor y nardos, nardo y azafrán, caña aromática y canela, con todos los árboles de incienso; mirra y áloes, con todas las principales especias. Fuente de huertos, pozo de aguas vivas, que corren del Líbano. Levántate, Aquilón, y ven, Austro; sopla mi huerto, despréndanse sus aromas. Venga mi amado a su huerto, y coma de su dulce fruta. Yo vine a mi huerto, oh hermana, esposa mía; he cogido mi mirra y mis aromas; he comido mi panal y mi miel, mi vino y mi leche he bebido» (Cantares 4:12-5:1).
La mujer se identifica con un huerto donde el amado es invitado a entrar para disfrutar de sus frutos. Qué escena más preciosa. Cristo, representado en el esposo, entra a la tierra fértil de un huerto que representa a la iglesia. Efectivamente, concluimos que el huerto es figura de la iglesia.
Más adelante, el apóstol Pablo escribiendo a la iglesia en Corinto, une la figura del huerto y el edificio en alusión a sus destinatarios: «¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor. Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. Así que ni el que planta es algo ni el que riega, sino Dios que da el crecimiento. Y el que planta y el que riega son una misma cosa, aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor, porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios. Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo, como perito arquitecto, puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. Nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo» (1ª Cor. 3:5-10).
Las palabras claves en este texto son: «Y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios». Indudablemente, Pablo identifica a la iglesia con una tierra fértil donde se planta y riega la semilla; tierra que debe ser labrada, es decir trabajada y cuidada, referencia exacta a la encomienda de Adán.
Pero Pablo va más allá, porque añade lo que llegará a ser este huerto al ser trabajado y cuidado a través del tiempo. Es decir, el Edificio de Dios, cuyo fundamento es Jesucristo. Figura que calza exactamente con la última revelación de lo que llegará a ser la Iglesia descrita en la visión del apóstol Juan. «Ven acá y te mostraré la desposada, la esposa del Cordero… y me mostró la gran ciudad…que descendía del cielo, de Dios, teniendo la gloria de Dios…tenía un muro alto y grande con doce puertas…Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos…La ciudad se halla establecida en cuadro, y su longitud es igual a su anchura…Y midió su muro… El material de su muro era…La calle de la ciudad era de oro…Después me mostró un río limpio de agua de vida… En medio de la calle de la ciudad a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la Vida, que produce doce frutos… y las hojas del árbol eran para sanidad de las naciones (Apoc. 21:9-22:5).
En consecuencia, lo que comenzó con un huerto terminará con una gran ciudad, en cuyo edificio se encuentra, inalterable, el árbol de la Vida.

Nuestra participación
¿Cuál es tu participación en este macro proyecto de Dios? La encomienda dada a la primera pareja sigue siendo hoy la misma. Nuestra mayor dedicación en la vida es trabajar la tierra de Dios, para que pronto llegue a ser el edificio donde él depositará definitivamente su Gloria.
La iglesia cumple con estas dos figuras. Labranza y edificio, huerto y ciudad. De modo que nuestro esfuerzo y sentido de vida debe estar en edificar la Iglesia de Jesucristo. Trabajad, que la trasformación de la labranza llegará a ser la ciudad edificada, cuyo crecimiento está en las manos del que prometió: «Edificaré mi Iglesia».

ECOLOG{IA: MANDATO DIVINO

Es obvio que las investigaciones para descubrir los misterios de la creación, siempre que se realicen responsablemente, están respaldadas por las enseñanzas bíblicas. El Dios creador que se revela en el Génesis no es, ni mucho menos, una divinidad celosa que pretenda esconder para sí parcelas privadas, en las que el hombre no pueda penetrar. Descubrir los secretos más íntimos de la materia o de la vida no es profanar algún santuario especial o prohibido de Dios. La ciencia humana no comete ningún tipo de sacrilegio cuando descifra o manipula el ADN.
La orden primigenia dada a la primera criatura humana: “...llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra” ( Gn. 1:28 ) autoriza e invita al hombre para que colabore y actúe sabiamente en el mundo. Dominar, someter, labrar y cuidar la tierra y a los seres vivos que la habitan son los verbos que reflejan el eterno deseo de Dios para el ser humano. Cuando todo esto se hace de manera equilibrada y teniendo en cuenta las posibles consecuencias para el presente y para el futuro de la humanidad, se está cumpliendo con la voluntad del Creador. Hoy no sería sabio pretender limitar el progreso o intentar volver a los tiempos pasados y querer vivir de espaldas a los avances biotecnológicos del mundo de hoy. La Palabra de Dios permite aquellas investigaciones en la naturaleza que respetan la vida humana y contribuyen a eliminar el sufrimiento y el hambre en el mundo.
La biología moderna ha descubierto que la estructura molecular básica del cuerpo humano es muy similar a la del resto de las criaturas vivas que habitan el planeta. Las sustancias bioquímicas que constituyen a los organismos son notablemente parecidas. Nuestros ácidos nucleicos comparten un elevado tanto por ciento de su secuencia nucleotídica con la de bastantes animales. Dios nos diseñó en su infinita sabiduría para que todas las criaturas fuesen similares en lo más íntimo de su organización interna. Por medio de los mismos materiales construyó el complejo entramado de la vida. ¿Qué mensaje puede tener esto para el hombre del tercer milenio?
El hecho de que nuestras bases genéticas tengan tanto en común con los demás seres vivos, incluso con organismos tan distintos como pueden ser las bacterias, ¿no nos sugiere acaso la solidaridad y responsabilidad que debemos tener hacia el resto de la biosfera? No sólo formamos parte de ella sino que también estamos constituidos físicamente por las mismas sustancias que ella.
Quizá hoy debamos darle más importancia al verbo “guardar” que al “dominar”. Es posible que en la actualidad, más que pretender dominar una naturaleza salvaje que se muestra hostil y contraria frente a un hombre insignificante, tengamos la responsabilidad de guardar y conservar la tierra ( Gn. 2:15 ) porque el desarrollo tecnológico humano la ha puesto en peligro, volviéndola frágil y débil.
El hombre se ha tornado de repente poderoso, mientras que el planeta y la vida están amenazados de muerte. Por tanto, la única solución sólo puede venir de una actitud de amor y respeto hacia lo creado y de la convicción de que el ser humano debe volver a ser como aquél primer guardián protector del huerto de Edén: un nuevo Adán.
Autores: Antonio Cruz Suárez

©Protestante Digital 2011