Entradas populares

Páginas vistas en total

sábado, 18 de enero de 2014

EVANGÉLICOS Y CIUDADANÍA A INDOCUMENTADOS EN EE.UU.

Es la primera vez que este grupo religioso toma una posición en el polémico tema de inmigración.Es la primera vez que los líderes evangélicos toman esa posición en una cuestión que provoca tantas divisiones 
Es la primera vez que los líderes evangélicos toman esa posición en una cuestión que provoca tantas divisiones

Washington  — http://www.eldiariony.com/evangelicos-apoyan-ciudadania-indocumentados
Líderes evangélicos dijeron este lunes que apoyarán que se cree un mecanismo para obtener la ciudadanía dentro de una nueva ley de inmigración, la primera vez que toman esa posición en una cuestión que provoca tantas divisiones.
Jim Wallis, titular del grupo cristiano Sojourners, de apoyo a la justicia social, explicó que la decisión responde a un "cambio profundo" en la comunidad evangélica. Agregó que los líderes evangélicos llegaron a la conclusión de que "no debería haber imágenes de Dios de segunda clase y por lo tanto, no creemos en un segundo estatus para la gente dispuesta a ganarse ese camino a la ciudadanía".
Sojourners integra una coalición de grupos evangélicos llamada Mesa Evangélica de Inmigración que ha promovido una reforma para conferir legalidad a 11 millones de inmigrantes en situación ilegal. Hasta este lunes, los grupos no habían apoyado explícitamente la ciudadanía, pero dijeron a la prensa en una conferencia telefónica que acaban de llegar a la conclusión de que es adecuado apoyar la ciudadanía en su condición de líderes religiosos.
Es un paso que tal vez haya ido más lejos del apoyo que han dado algunos miembros de congregaciones, en particular aquellos que son más conservadores políticamente, pero los líderes insisten en que una vez que el tema es visto desde la perspectiva de la Biblia de dar la bienvenida a los extranjeros, hay un sorprendente acuerdo.
La legalización, sin incluir la ciudadanía, "no confiere al que la recibe la totalidad de la gracia y redención de Dios", dijo Robert Gittelson, director de Conservadores para una Reforma Migratoria Completa.
El anuncio se conoce mientras un grupo de senadores republicanos y demócratas trabajan en una reforma migratoria que planean dar a conocer en abril y que crearía un mecanismo para obtener la ciudadanía y también fortalecería la seguridad fronteriza, instalaría nuevos candados para evitar la contratación de personas que no realicen los debidos trámites migratorios y mejoraría la inmigración autorizada. El destino del proyecto es incierto, en especial en la Cámara de Representantes, donde los republicanos son mayoría, y los líderes religiosos han dicho que cabildearán a favor de su aprobación.
Todo es parte de un papel cada vez más relevante de los evangélicos que han tenido a medida que avanza el debate migratorio. Hace poco se reunieron con el presidente Barack Obama para hablar del tema y la semana pasada comenzaron a transmitir anuncios por radio sobre inmigración en Carolina del Sur, donde el senador republicano Lindsey Graham, uno de los legisladores que trabaja en la propuesta de reforma migratoria, busca reelegirse.


domingo, 12 de enero de 2014

YUGOS DESIGUALES EN EL PERIODISMO

Lo sacan por pensar distinto

Guillermo Giacosa es un periodista argentino que jamás ha ocultado sus posiciones progresistas, de izquierda. Por eso, “Perú.21” se interesó años atrás en su pluma en un aparente esfuerzo de pluralidad informativa. Sin embargo, su palabra es ahora incómoda para la derecha y su poder mediático y esta es la razón por la que el citado diario lo echa acusándolo de plagio.
    ¿Cuál cree usted que es la verdadera razón por la que “Perú.21” ha emprendido una campaña en contra suya?
—Primero lo echaron a Juan Acevedo hace poco. A pesar de que no pensamos igual, tenemos muchas coincidencias. Somos gente más de izquierda que de derecha. La intuición que yo tengo es que han buscado un argumento que tiene que ver con las fuentes de información. Todos los periodistas usan las citas para trabajar. Lo que pasa es que yo no uso las agencias de información convencionales porque mienten escandalosamente. Yo lo que diría es que al señor Juan José Garrido (director de “Perú.21”) lo han mandado para limpiar el camino de “Peru.21”, para hacer de este un diario no plural, sino uno que defienda los intereses que ha defendido siempre. Me da la impresión que es eso. Yo estoy analizando artículo por artículo de lo que dicen. Ellos han buscado un argumento.

— ¿Cree usted que esta campaña se debe a que usted ha escrito sobre los peligros que trae la concentración de medios?
—Lo que yo pienso es que en estos momentos está dándose ya una lucha por el poder entre los medios y yo estoy haciendo hincapié en la ley de medios argentinos que busca la pluralidad. En uno de mis artículos yo menciono que espero que esta pluralidad, que va a traer grandes beneficios, sea en inicio a nivel local, después a nivel nacional y luego a nivel regional. Eso sería deseable. Supongo que en un momento de lucha por el poder no quieren tener a ninguna persona que opine distinto. Yo no quiero hacer acusaciones fáciles porque en realidad ellos sostienen que es por una cuestión moral.

— Pero más parece un pretexto, ¿no?
—Todos piensan que a mí me han sacado porque pienso distinto. Los de “Perú.21” sacan cinco o seis artículos y todo lo que yo pongo está entre comillas, y todo lo que está entre comillas no es plagio. Yo he estado revisando artículo por artículo y todo está entrecomillado y eso significa que no es mío, que no estoy plagiando. Si tú entrecomillas, es porque eso no es tuyo. A mí me gusta citar. Yo cito a propósito, porque como escribo en un diario de la derecha tengo que ganar credibilidad citando a personas que pueden ser más creíbles para la gente de la derecha o citando al “New York Times”, “The Washington Post”, “Los Ángeles Times” o “The Guardian” para que los lectores vean que en esos países también hay corrientes de pensamiento progresistas y que no todos están de acuerdo con las cosas que hacen. Esto lo utilizo como un recurso pedagógico. Me interesa citar porque demuestro lo que declaran las personas de mucho prestigio para que los lectores de “Perú21” las tomen de referencia. Lo que hago es citar a personas que tienen mucho prestigio y los cito para tener más información.

— ¿Es una forma de censura lo que está haciendo “Peru.21” con usted?
—A lo mejor no, no quiero afirmarlo, pero mi impresión es esa. Te atacan moralmente, te quieren destruir moralmente... Tratan de bajar tu credibilidad. Eso lo hacen siempre, permanentemente. Lo he visto en Argentina y también ocurre acá. Me pasó en Argentina.

—Sin embargo, sus lectores lo apoyan y eso se ha expresado en una gran cadena de solidaridad. 
—Es impresionante, eso me ha emocionado, pero a mí no me gustan nada estas cosas. No me molesta dejar de escribir en “Peru.21”. No tengo ánimos de figuración. Su idea es destruir y para destruir hay que descalificar. 

— ¿Cómo ve este asunto de la concentración de medios en el Perú? ¿Cree que es peligroso para la pluralidad informativa?
—Yo opino que sí por supuesto. Es más peligroso que antes. “El Comercio” y “La República” tenían prácticamente un monopolio total de la verdad, de las ideas. Ahora han descubierto otro monopolio en un momento en el que tienen un conflicto económico. Si no hubiese habido un conflicto económico no hubiesen hablado de monopolio. Lo que les interesa es el dinero, no la sociedad. La sociedad está en segundo término.

Paco Moreno / Roberto Contreras 

sábado, 11 de enero de 2014

ÉTICA EN EL PODER JUDICIAL


POR: UBALDO TEJADA GUERRERO
Analista Global
La ética en el Poder Judicial, solamente puede ser entendida  en el marco de una democracia real, desarrollando una cultura de verdadera y profunda dimensión de derechos humanos y una comprensión cabal de la necesidad y perspectiva del desarrollo humano y ciudadanía.
La corrupción en las instituciones del Estado peruano, encuentran a un Poder Judicial como una de las entidades mas criticadas por la ciudadanía, que al final observan impotentes como el Estado de derecho no encuentra asideros confiables en muchos magistrados responsables de ejercer el noble ejercicio del derecho.
Que difícil es hoy encontrar en las altas esferas del estado y en sus instituciones, personas que no sean fatuas, que nos sean sabios en su propia opinión por la mucha o poca cultura que tengan, sino que posean la sabiduría y el entendimiento para hallar el punto medio de equilibrio entre el espíritu de independencia respecto a los demás y el espíritu de humildad ante si mismos.
Hablar de corrupción hoy, nos lleva a entender a que nos enfrentamos, a una organización criminal que actúa en varios frentes y su núcleo de dirigentes e individuos relacionados, conformados por varios cientos de personas, que a la vez cruza muchos ámbitos funcionales: políticos, militares, judiciales, electorales, periodísticos, financieros y empresariales. Así el comportamiento delictivo, cruza todo el código penal desde actos de corrupción, lavado de activos, delitos contra la función jurisdiccional, hasta tráfico de armas, fraudes tributarios, extorsiones, homicidios u delitos contra la humanidad.
Una regeneración moral de la función judicial, pasa por tener abogados y magistrados  dignos sin llegar a ser orgullosos, pero al mismo tiempo humildes, pero no serviles, cuya vocación democrática, no sólo se exprese en la palabra, sino en su trayectoria de vida, como un atributo que se da en los hombres de profundas convicciones.
Seguimos sin entender como los hombres que deciden abrazar el derecho, carecen de vocación entendida como escuela de integridad, austeridad y rebeldía a las injusticias, para lo cual es necesario ser fiel a la justicia, entendida como un principio no negociable, que como todas las virtudes, se manifiesta solamente a quienes creen en ella.
Hacemos la invocación a los magistrados del Poder Judicial, sobre la vocación, cuyas características son el amor, la exclusividad en el objeto amado y el interés por servirlo. Solamente así comprendemos que la justicia se logra, no sólo en el instante en que el juez la materializa en una sentencia, sino que ella puede ser alcanzada, gracias a la excelsa función de abogado que, al proporcionar los elementos de juicio acertados, permiten su obtención, identificándose con la construcción lógica que realiza la mente del juez, en el instante de fallar.
Todo nos conduce a señalar el perfil de un magistrado probo, cuyas actitudes se precisan en su conducta intachable, severa e incorruptible. Así se va configurando el carácter inaccesible a la adulación, incapaz de sacar ventaja de su posición, sin someterse al poderoso, sin congraciarse con los gobiernos o con estudios influyentes para conseguir una promoción.
Ésta ética ciudadana caracterizada por su firmeza u severidad, debe conllevarles a ser austeros, a no observar como hoy en día, el gusto de altos magistrados por la ostentación y la publicidad,  que los hace perder la serenidad, ni pensar jamás en el “marketing” que tanto deforma hoy la calidad de jueces y fiscales.

Cada día en el Perú, el empoderamiento ciudadano es una necesidad, para rescatar la función ética en las instituciones del Estado. Ello se puede lograr generando una cultura de resistencia, de solidaridad y de desarrollo  de una nueva cultura política, entendida como pensamiento social para el siglo XXI, construyendo ciudadanía desde el mismo pueblo, una mundialización auténtica y profunda, ser ciudadanos del mundo y a compartir la tierra.

miércoles, 1 de enero de 2014

BENDICIÓN PARA EL NUEVO AÑO

Bendición para el nuevo año

Que tu mirada gane en hondura y detalle
para que puedas ver más claramente
tu propio viaje con toda la humanidad
como un viaje de paz, unidad y esperanza.

Que seas consciente de todos los lugares
por los que caminas y vas a caminar en el nuevo año,
y que conozcas por experiencia
qué bellos son los pies del mensajero que anuncia la buena noticia.

Que no tengas miedo a las preguntas
que oprimen tu corazón y tu mente,
que las acojas serenamente y aprendas a vivir con ellas
hasta el día en que todo quede al descubierto.

Que des la bienvenida con una sonrisa
a todos los que estrechan tu mano:
las manos extendidas forman redes de solidaridad
que alegran y enriquecen con su presencia protectora.

Que sea tuyo el regalo de todas las cosas creadas,
que sepas disfrutarlas a todas las horas del día,
y que te enfrentes, con valentía y entusiasmo,
a la responsabilidad de cuidar la tierra entera.

Que el manantial de la ternura y la compasión
mane sin parar dentro de ti, noche y día,
hasta que puedas probar los gozos y las lágrimas
de quienes caminan junto a ti, tus hermanos.

Que despiertes cada mañana sereno y con brío,
con la acción de gracias en tus labios y en tu corazón,
y que tus palabras y tus hechos, pequeños y grandes,
proclamen que todo es gracia, que todo es don.

Que tu espíritu esté abierto y alerta
para descubrir el querer de Dios en todo momento,
y que tu oración sea encuentro de vida, de sabiduría,
y de entendimiento de los caminos de Dios para ti.

Que tu vida este año, cual levadura evangélica,
se mezcle sin miedo con la masa
y haga fermentar este mundo en que vivimos
para que sea realmente nuevo y tierno.

Y que la bendición del Dios que sale a tu encuentro
que es tu roca, tu refugio, tu fuerza, tu consuelo
y tu apoyo en todo momento, lo invoques o no,
descienda sobre ti y te guarde de todo mal.

(Florentino Ulibarri, de su libro “Al viento del Espíritu”)

SER MAS QUE UN LÍDER POLÍTICO

POR: UBALDO TEJADA GUERRERO
ANALISTA GLOBAL

En el Perú es difícil hablar de la perseverancia, del gusto por el trabajo, en un país en el que tantos millones de ciudadanos carecen de una ocupación digna. En un país donde las formas más contemporáneas de demagogia abrieron el año 2,014, reverdeciendo el antiguo desprecio por el trabajo intelectual y el conocimiento, canjeado por el pragmatismo utilitarista neoliberal, que sigue corriendo libre por la ausencia de Estado para los pobres.
Mucho se habla de sostenibilidad, pero sólo se puede construir institucionalidad en el Perú, si  superamos el concepto del protagonismo del “yo lo hice”, para ir comprendiendo que lo que alguien empieza el otro debe concluirlo, donde uno no debe ser reconocido por su caudillismo, porque la ciudadanía de a pie, reconoce que es mas que un líder político, es una líder ético.
Estamos frente a un escenario, donde lo primero que se evidencia es que estamos frente a una grave crisis moral, que lleva a pensar, que sólo se va a vencer las condiciones de pobreza a partir de actividades ilícitas. El Perú pese a los éxitos macroeconómicos, es una sociedad muy desigual, donde los líderes  políticos no trabajan siquiera un escenario mínimo por una ciudadanía plena, así no es posible un régimen democrático.
Cuando se discute la libertad de prensa por los grandes grupos económicos, no podemos permitir que ésta se concentre en pocas manos. En la libertad de prensa, no se puede separar el problema editorial, del problema político, porque en ella las fusiones son naturales.
El Papa Francisco, nos ha hecho recordar que las responsabilidades cristianas, vista sola como una ocupación que principia y termina en si misma, desligada de la práctica es muerta. El nos recuerda que nadie es cristiano, por el sólo hecho de saber en que consiste el cristianismo, sino que el ser humano empieza realmente a ser cristiano, cuando se hace cristiano, nunca antes. Es decir cuando damos la vida por los demás, por los pobres.
En términos capitalistas, se habla de crecimiento sostenido en el Perú, pero no se dice nada que es necesario mejorar la calidad del capital humano, reducir la informalidad y diversificar la actividad productiva y exportadora, sin dejar de ser realistas que nuestro país necesita crecer por encima del 5% por unos 8 años para alcanzar el nivel de México y 12 años para llegar al nivel de Chile. Según estimaciones del FMI en el año 2,014, México crecería el 3%, Chile 4.5%, Colombia 4.2% y Perú 5.7 %, todos ellos integrantes de la Alianza del Pacífico.
En condiciones de desigualdad en el Perú, es difícil mantener estabilidad macroeconómica sin cohesión social, sin cambio en políticas públicas y sin inversión privada responsable, porque aun nos encontramos muy lejos de tener una verdadera política de Estado que maximice la generación de riqueza y su distribución al pueblo como entes productivos y no asistenciales.
Lo cierto  es que el Perú es un país de varias naciones y una de ellas está mayoritariamente afuera (migrantes, etnias serranas y selváticas e informales). Somos un país diverso y multicultural, con maneras distintas de entender la peruanidad y la vida. El Perú del siglo XXI, es un país que está dibujando su identidad, que la está creando desde abajo, sin calco ni copia. Ésta realidad nunca  estuvo en la agenda de nuestras castas políticas.
Siempre hablamos de identidad, lo cierto es que el Perú nunca tuvo políticas culturales oficiales para construir identidad. Es increíble, que después de tantas promesas republicanas de nuestros gobernantes, hoy ni siquiera seamos capaces de consultarles a los peruanos, que modelo de desarrollo queremos, que no tengamos una educación bilingüe real, ni medios de comunicación en otras lenguas como el quechua, aymara o ashanica; pero, debemos seguir soñando con la utopía solidaria de que un nuevo Perú es posible.
Lo que observamos en la escena política plagada de caudillos mesiánicos, nos dice que necesitamos ser mas que un líder político, que se anticipe a los problemas, que acepte la verdad sobre la mentira, que no abandone un objetivo nacional por falta de soberanía, donde no se crezca por clanes familiares o grupos de poder, sino por equipos de peruanos, donde los líderes no se desarrollen por seguidores o adulones oportunistas, sino por nuevos líderes.
La experiencia chilena o uruguaya, nos dice en Latinoamérica y el Caribe que revolucionarios que sobrevivieron a la represión y las dictaduras, llegaron a entender en éste siglo, que la democracia, lejos de ser la camisa de fuerza de los pueblos, es condición esencial de todo cambio profundo, de toda justicia verdadera.
Las elecciones 2014-2016 en Perú, serán críticas por la carencia de partidos políticos genuinamente merecedores de ese nombre. En vez de ellos tenemos pequeños clubes, muchas veces constituidos por personas improvisadas, mesiánicas; y, centrado en intereses particulares, que desde el Estado forjan sus fortunas, debilitando la institucionalidad.
Estamos  ante una invasión de la precariedad de la vida política, por un criterio del beneficio privado, eslabonado por redes de compromisos, influencias, que de ética no tienen nada; sino, mas bien siguen nefastos estilos de la década Fujimori-Montesinos, diseñados para un manejo ostensiblemente ilícito de la cosa pública, que no garantizan elecciones limpias y democráticas.
Los peruanos queremos algo simple, queremos un país para todos, lejos del abandono de nuestros abuelos de la tercera edad, lejos del trabajo precario y de la mano de obra barata y sin derechos laborales de nuestros jóvenes; y, donde el arte, la cultura sean expresión del Perú profundo. Mientras la sociedad nacional emergente sigue tomando la ciudades.
Hay una sola alternativa: el empoderamiento ciudadano, que ocupe el espacio de liderazgo político vacío en el Perú. Necesitamos de ciudadanos que sean mas que líderes políticos, capaces de llenar el vació ético político, que reivindique la decencia y el sentido de trabajo por los demás, que crean que la política es servicio genuino por el bien del país.
Que el inicio del año 2014 en el Perú, nos persuada, que mas trascendente que los resultados “meritocráticos”, son los principios que elevan el significado de la lucha por la lucha por la regeneración moral del Perú, que hoy debe encararse por una justa y noble causa de combatir el mal endémico republicano: la corrupción, raíz de todos los males, incluido la delincuencia menuda y de cuello y corbata, y el narcotráfico.