Entradas populares

Páginas vistas en total

jueves, 28 de mayo de 2015

LA TIERRA NO SE VENDERÁ A PERPETUIDAD

Resultado de imagen para foto de ubaldo tejada guerrero
Por: Ubaldo Tejada Guerrero.


El mas grande poder terrenal, el Estado moderno, hoy mas poderoso en ésta ola de globalización neoliberal privatizadora; no es nunca mas, que una autoridad penúltima, la última autoridad es siempre Jesucristo.

Lo que debemos leer y entender en el mensaje bíblico, es que la guerra espiritual y el cambio de las instituciones del Estado, deben ir de la mano, porque si no llegamos a estar activamente involucrados para e cambio de las estructuras a favor del prójimo; toda nuestra guerra espiritual será improductiva. Cambiar las estructuras de poder, en dirección de la justicia,es reedificar la sociedad en ruinas, como lo encontramos en Isaías 61:4-6.

Lo que observamos en el Perú, en el caso de los agricultores en Tía María, región de Arequipa; nos lleva a plantearnos la pregunta siguiente:


¿Qué sucede cuando los que ejercen autoridad, no viven ellos mismos, en obediencia a una autoridad mas alta? 

Lo cierto es que los agricultores de Tía María ha decidido no obedecer a la autoridad, porque se sienten inferiores o rebajados, y ello es realmente cristiano, porque la verdadera autoridad es espiritual y respeta la libertad moral, donde la obediencia es libre decisión.

Al respecto citemos a la palabra:


"Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen, todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar por ninguna" (I Corintios 6:12).

"Por que los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien,sino al malo (Romanos 13:3(a).

"Y dijo Dios: he aquí que os he dado toda planta, que da semilla, que está sobre la tierra, y todo árbol en que hay fruto, y que da semilla, os serán para comer" (Génesis 1:29).

"La tierra nos se venderá a perpetuidad, porque la tierra mía es, pues vosotros forasteros y extranjeros sois para conmigo. Por tanto,e n toda la tierra de vuestra posesión, otorgamos rescate a la tierra" (Levítico 25:23-24).

No hay comentarios:

Publicar un comentario