Entradas populares

Páginas vistas en total

domingo, 24 de junio de 2012

EL CRECIMIENTO DE LA IGLESIA EVANGÉLICA EN AMÉRICA LATINA

Por : Rvdo. Carlos Linares
Director Internacional.
Asuntos Religiosos y Civiles.
Coalicion Presencia Internacional

En 1928 José Carlos Mariátegui escribió que el ciclo de crecimiento del Protestantismo en Latinoamérica estaba agotado.Consignaba en su libro "Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana", la fe protestante “no consigue penetrar en América Latina por obra de su poder espiritual, sino de sus servicios sociales”.Pero desconocia que cuando escribia su libro,en nuestro continente los evangélicos se acercaban al millón de convertidos.Los evangélicos en América Latina pertenecen a una corriente dentro de las grandes confesiones protestantes historicas que se abrierón paso de manera autónoma e independiente,La mayoría de estas instituciones eclesiásticas provinieron de Europa, se organizaron o emergieron en Estados Unidos, y llegaron a América Latina a través de la obra misionera. La fe evangélica está cerca de cumplir dos centurias en nuestras tierras. Más precisamente es necesario escribir que, si datamos los esfuerzos de colportores bíblicos –notoriamente la epopeya de Diego Thomson (1788-1854)– como los primeros intentos bien organizados de propagar en Latinoamérica la lectura de la Biblia y las enseñanzas centrales del Protestantismo (sola fe, sola gracia, sólo Cristo y sola Biblia), entonces podemos afirmar que es en 1818, con la llegada de Thomson a Buenos Aires, Argentina, cuando se inicia el transitar del evangelio en América Latina.En la segunda mitad del siglo XIX se consolidan pequeños núcleos protestantes en distintos países de América Latina. Se reproducen con muchas dificultades; sin embargo, conforman, sobre todo en las ciudades de las naciones más grandes, agrupaciones que transmiten un fuerte sentido de identidad con la población y traendo consigo muchisimas conversiones para Cristo.Precisamente uno de lo mas importante vertiente que sobresale notoriamente en la comunidad evangélica son los pentecostales, con los distintos rostros evangélicos que conviven actualmente en América Latina, el que ha experimentado un descomunal crecimiento son los evangélicos pentecostales.Entre 60 y 75 por ciento de los evangélicos latinoamericanos son pentecostales. Esa realidad ha sido puesta en una nueva perspectiva por el estudioso del Pentecostalismo Donald W. Dayton, al considerar que: “Los evangélicos deben considerarse como un subgrupo de los pentecostales, en vez de a la inversa”.Pero es innegable que el evangélico se ha latinoamericanizado, por eso la poblacion ya no lo ve ajeno ni extranjerizante sino parte de ellos.En 1900 existían cerca de 50 mil evangélicos en toda Latinoamérica; un millón en 1930, 5 millones 20 años después, 10 millones en 1960, 20 millones en 1970, 50 millones una década más tarde. Se calculaba que en el año 2000 los protestantes/evangélicos rondaban los 100 millones. Hoy, empezar una nueva década del siglo XXI, Latinoamérica y el Caribe se aproximan a los 600 millones de pobladores, 25 por ciento de los cuales serían evangélicos.concluyo citando una cita del antropólogo norteamericano David Stoll, graduado por la Universidad de Michigan (1970-1974), doctorado en antropología cultural por la Universidad de Stanford(1985-1992)
«América Latina es una región católica, pero no hay una razón para creer que esto seguirá siendo así. En algún momento podría convertirse en una región evangélica. Creo que si... Guatemala se convierte en la primera nación predominantemente evangélica en América Latina, y estoy seguro que pronto tendrá un efecto de dominó.» Amados hnos, hay mucho aún por hacer,pero hemos avanzado no nos detengamos hasta que Latinoamerica y el Caribe sea tomada para Cristo y recuerde esto, "las ciudades es el corazón de una nación si tomamos su corazon, la nación vendra con ella." Amén

1 comentario:

  1. Debe tener en cuenta que ustedes están divididos y cada iglesia protestante tiene sus propios intereses, no tienen una Jerarquía y difieren en muchas doctrinas, quejas se ven de pastores teologos descontentos por que sus mismos compañeros de universidad apesar de recibir la misma formación diferian en interpretaciones biblicas, por eso mantener una UNIDAD es imposible aunque crean en un mismo Dios que Uno e indivisible contrario a los que lo predican. No es lo mismo un Luterano que un Adeventista, como no es lo mismo que Las asambleas de Dios etc.

    ResponderEliminar