Entradas populares

Páginas vistas en total

domingo, 4 de septiembre de 2011

REFLEXIONES SOBRE LA BIBLIA Y LA POLÍTICA

Introducción
El siguiente artículo, publicado en internet, nos puede introducir en la forma en que algunos creyentes piensan sobre cómo deben responder a la política.


¿Los cristianos deben ser políticos?2
(1) Cristo era apolítico.

No se metió en la política porque Su reino era de otra esfera (Juan 18:36). Las enseñanzas que El nos dio en cuanto al gobierno son: (1) pagar los impuestos (Mateo 22:21) y (2) obedecer las leyes (Romanos 13). Sus discípulos siguieron estos principios sin enredarse en las maniobras políticas de su día.
Es inimaginable que Cristo hubiera salido para repartir propaganda de cierto partido político. Su energía fue gastada solamente en cambiar el mundo a través de la proclamación del evangelio celestial. Su confianza fue puesta en Su Padre celestial y no en movimientos políticos. Debemos imitar a Cristo y no poner nuestra fe y confianza en la política. Los políticos van y vienen, y el mundo sigue sufriendo. La única cosa que tiene poder para cambiar al hombre es la palabra de Cristo. ¡Gastemos nuestro tiempo y nuestra energía en proclamar a Cristo al mundo! Desviarnos en batallas políticas es inútil.
(2) Meternos mucho en la política puede impedir nuestros esfuerzos evangelísticos y relaciones entre hermanos.

Si apoyamos en forma muy visible a cierto político, ¿cómo afectará nuestros esfuerzos para evangelizar a alguien que apoye a su contrario? He conocido a hermanos que llegan a guardar rencor en contra a otros por ser de otro partido político. ¿Cómo es que hermanos dejen que las cosas temporales de esta vida, lastimen sus relaciones con sus hermanos y por lo tanto su relación con Dios?
Conclusión:

Aunque he hablado francamente de la actitud de Cristo en cuanto a la política, es importante notar que el nivel de participación del cristiano en ella es asunto de aplicación personal. Por tanto, debemos tener paciencia con hermanos que sean débiles con respecto a este problema. Quizás algunos piensen sinceramente poder participar más en la política de lo que pensemos ser sabio, sin ser perjudicados. Debemos tratar de convencerles a ellos con amor del peligro de enredarse demasiado en tales asuntos mundanos sin "cortar comunión" con ellos.
1 Mensaje preparado por el pastor Víctor Quirós Acuña y predicado por el Maynor Agüero Obregón, el domingo 07 de febrero de 2010, en el Centro Cristiano de Cartago, en el día de elecciones nacionales.
2 http://www.creced.com/spanish/articulos/preguntas/cristianosypolitica.html


AFIRMACIONES FUNDAMENTALES DE LA FE CRISTIANA ANTE LA POLÍTICA (Romanos 13:1-5).


1. LA RIÑA ENTRE DIOS Y LOS GOBIERNOS
¿SON LOS GOBIERNOS CIVILES APROBADOS O RECHAZADOS POR DIOS? “¡Voz de Dios, y no de hombre!” (Hechos 12:22). Herodes creyó las palabras de sus súbditos. El gobierno civil no ha de tomar el lugar de Dios y gobernar de forma independiente al gobierno de Dios (Isaías 9:6, 7; cf. Romanos 13:1-7). Cada vez que cualquier gobierno sobrepasa su propio límite, “es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hechos 5:29; cf. Daniel 3:16-18; 6:10).
Pero, ¿acaso no actuamos como si el estado fuese Dios? Queremos que el estado eduque a nuestros hijos, que nos atienda cuando estamos enfermos, que establezca hogares para cuando envejezcamos, que nos proteja de nosotros mismos, que cuide de los pobres, y que nos ayude económicamente cuando estemos sin empleo. El hombre a menudo convierte al estado –el gobierno civil– en un ídolo. Como dice el dicho popular Rex lex o lex Rex. “El rey es ley o la ley es
rey”.
2. DEFINICIÓN DE POLÍTICA
La política, del griego πολιτικο̋ (pronunciación figurada: politikós, «ciudadano», «civil», «relativo al ordenamiento de la ciudad»), es la actividad humana que tiende a gobernar o dirigir la acción del estado en beneficio de la sociedad. Es el proceso orientado ideológicamente hacia la toma de decisiones para la consecución de los objetivos de un grupo.
La ciencia política es una ciencia social que estudia dicha conducta de una forma académica utilizando técnicas de análisis político; los profesionales en esta ciencia adquieren el título de politólogos, mientras quienes desempeñan actividades profesionales a cargo del Estado o se presentan a elecciones se denominan políticos.
El término fue ampliamente utilizado en Atenas a partir del siglo V a.C., en especial gracias a la
obra de Aristóteles titulada, precisamente, Política. El mismo Aristóteles definía al ser humano como un animal político por excelencia. También se define como política a la comunicación dotada de un poder, relación de fuerzas.
3. JURISDICCIONES DE LOS GOBIERNOS
a)
Dios ha establecido muchos gobiernos; que Él les ha dado a cada uno sus propias jurisdicciones; que todos son responsables ante Dios; y que entre estos se hallan el autogobierno (que se halla en la base de todos los gobiernos institucionales), el gobierno familiar, el gobierno eclesiástico (la iglesia), y los gobiernos civiles (nacional, estatal y local).
b) Los varios gobiernos (incluyendo el gobierno propio, la familia, la Iglesia y el estado) tienen diferentes jurisdicciones (campos de acción) ordenadas por Dios, que existen en el mismo tiempo y lugar, afectando a las mismas personas, y que Dios desea que respeten las jurisdicciones separadas y ordenadas por Dios de cada uno de ellos.
4. NATURALEZA Y RESPONSABILIDADES DEL GOBIERNO CIVIL
a)
Existe una distinción vital entre el estado (i.e., el gobierno civil) y la sociedad, ya que la
sociedad abarca a todas las instituciones de gobierno, de las cuales el gobierno civil es una.
b) El gobierno civil tiene la responsabilidad de administrar justicia, la que incluye y se limita al
elogio de aquellos que hacen lo correcto, el castigo de los malhechores por restitución y
retribución, y la preservación de la paz en contra de los opresores domésticos y foráneos, y que
el cumplimiento de esta responsabilidad permite la propagación del Evangelio de Jesucristo y la
aplicación de la Palabra de Dios a todas las áreas de la vida.
5. LAS RELACIONES CRISTIANAS CON EL GOBIERNO CIVIL
a)
Debemos orar por sus líderes civiles (1 Tim. 2:1-2) y honrar las posiciones oficiales que ocupan (Rom. 13:1-5).
b) Es responsabilidad de los cristianos buscar una influencia piadosa en muchos gobiernos civiles,
confrontándolos a todos con el Evangelio y la Ley de Cristo. Para los Cristianos “mantenerse alejados de la política” o del proceso político es ignorar nuestra responsabilidad de ser sal y luz para el mundo (Mateo 5:13-16), condenando a la sociedad a la corrupción y al juicio, al menos en la esfera política. Jamás los Cristianos deban “permanecer alejados de la política” o del proceso político de la nación.
c) Es responsabilidad de los ciudadanos Cristianos mantenerse informados de los temas, candidatos y tendencias en sus gobiernos civiles en todos los niveles.
d) Los Cristianos en general, y los líderes de la iglesia en particular, como los profetas de antaño,
tienen un mandato de parte de Dios de declarar la responsabilidad de la sociedad para con Dios a través de Su Palabra, y en concordancia con ella, en todas las esferas de las actividades de una nación.
e) Afirmamos que es inmoral para los gobiernos terrenales el establecer leyes que sean contrarias
a los principios Bíblicos de Dios (leyes que vayan en contra de la familia, la vida, la libertad de conciencia, la propiedad privada y entre otras).
f) Afirmamos que es inmoral para los gobernantes terrenales, el querer gobernar independientemente de esos principios que Dios dejó en su Palabra.
g) Afirmamos que el gobierno civil es establecido, en parte, para proteger los derechos inalienables (la vida, la libertad y la propiedad) otorgadas por Dios a las personas.
h) Afirmamos que todos los cristianos debiesen oponerse a los esfuerzos sistemáticos y deliberados por tiranizar al pueblo; a través de la oración, el pronunciamiento, la denuncia y llevando a cabo cualquier acción que Dios les dirija a tomar.
Conclusión
1.
Todo creyente debe ejercer su responsabilidad de votar. Hágalo según su conciencia le indique, tratando de elegir a los candidatos que tengan más apego a los principios de la Palabra de Dios.
2. Orar por el proceso de elección y las futuras autoridades que fueron elegidas.
3. Participar más activamente en los procesos de elección popular. El problema no es que la política es corrupta, son los corruptos que están en política. ¿Dónde los discípulos de Cristo, que llevan los principios bíblicos a la arena de la política?

No hay comentarios:

Publicar un comentario