Entradas populares

Páginas vistas en total

sábado, 21 de febrero de 2015

JESÚS SANADOR

INTRODUCCIÓN

“Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret,  y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él”. (Hech.10:38)

Bendiciones, hoy vamos aprender de Jesús como nuestro sanador.

En los días bíblicos los enfermos fueron sanados, los ciegos recibieron vista, los sordos oyeron, los cojos anduvieron, los leprosos fueron limpiados, y toda la gente enferma fue SANADA por el poder de Jesús. Estos milagros son para hoy como lo fueron en tiempos pasados. A continuación veremos en detalle.

No toda enfermedad es causada por un espíritu de enfermedad, hay que prender a diferenciar entre dolencia y enfermedad. Algunas dolencias son causadas por el descuido humano, como los virus y bacterias que causan infecciones en el cuerpo como las gastrointestinales, u otro etc. Porque de no ser así, los espíritus entonces saldrían con una inyección de penicilina.

Dijimos que hay que aprender a discernir entre lo que es una dolencia, lo que es una opresión, o una enfermedad crónica. Pero cualquiera que sea cuando oremos tenemos que discernir y pedir al Señor de cómo debemos orar, pero de igual manera Cristo nos sana de toda enfermedad.

Dios puede sanarnos de forma instantánea o a través de la medicina. Mucho depende de la fe activa de la persona que ora en el Señor.

Y por ultimo mire este ejemplo: La escritura dice:Vino Jesús a casa de Pedro, y vio a la suegra de éste postrada en cama, con fiebre. Y tocó su mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó, y les servía”. Mat. 8:14-15  Si la fiebre que tenia la suegra de Pedro era una opresion, o un desequilibrio orgánico como alguna infeccion eso no importa, ¡JESUS ES NUESTRO SANADOR! ¿Está enfermo? ¡Ore y crea, que Cristo le sana, él es su sanador!!.  Amén.
 Pastor Daniel Vinalay  http://unciondeloalto.jimdo.com/ense%C3%B1anzas-biblicas/jesus-es-mi-sanador/ 
5 PASOS PARA CONOCER Y RECIBIR LA SANIDAD DE CRISTO

I.- CONOCE QUE LA EDAD DE LOS MILAGROS NO HA PASADO

El primer paso para recibir la sanidad de Cristo es saber que la edad de los milagros no ha pasado, (1) la sanidad es integral: espiritual, mental y física; (2) es parte del ministerio de Jesús hoy en día, y (3) descansa en la BIBLIA en 5 verdades básicas:
Veamos que nos dice la escritura:

A.- DIOS es un sanador “Porque yo soy Jehová tu sanador”. (Ex.15:26c) Y El jamás ha cambiado: “Porque yo Jehová, no cambio” (Mal.3:6a).

B.- JESUCRISTO sanó a los enfermos Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas,  enseñando en las sinagogas de ellos,  y predicando el evangelio del reino,  y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo”. (Mat.9:35), y El Jamás  ha cambiado:”Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos” (Heb.13:8).

C.-Jesús mando a sus  DISCIPULOS a sanar a los enfermos. “Y yendo,  predicad,  diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.  Sanad enfermos,  limpiad leprosos,  resucitad muertos,  echad fuera demonios;  de gracia recibisteis,  dad de gracia”. (Mat.10:7-8)   Y un discípulo verdadero de Cristo  hoy como en aquellos días: Jesús le dice: “Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos” (Jn.8:31).

D.-Los milagros de sanidad fueron hechos por la IGLESIA PRIMITIVA Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, salían éstos dando grandes voces;  y muchos paralíticos y cojos eran sanados” (Hch.8:7) y la verdadera iglesia jamás ha cambiado y es ejemplo para la iglesia de hoy, porque Jesús prometió estar con nosotros: “hasta el fin del mundo” (Mat.28:20c).

E.- Jesús comisionó a TODOS LOS CREYENTES, de todas las naciones, hasta el fin del mundo, para poner sus manos sobre los enfermos, prometiendo “ellos sanaran” Mc.16:15-18
Así la sanidad divina fue administrada en la historia del mundo:  
1.- Jehová-Dios.
2.- Luego por su Hijo Jesucristo    
3.- Enseguida por sus discípulos  
4.- Después por la iglesia primitiva y
5.- Finalmente por todos los creyentes en el mundo.

Jesús dijo: “…EL QUE EN MI CREE, LAS OBRAS QUE YO HAGO TAMBIÉN ÉL LAS HARÁ” (Jn.14:12)

II.- CONOCE LAS PROMESAS DE DIOS PARA SER SANADOS

El segundo paso para recibir la sanidad de Cristo es conocer las promesas de Dios para ser sanados, y estar firmemente convencido de que son para usted, personalmente. 
 Veamos que nos dice la escritura:

A.  “yo soy Jehová TU sanador”. (Ex.15:26c)
B.  “por la herida del cual HABEIS sido sanados” (1 Ped. 2:24c) “¿Qué significa HABEIS?” Significa que ya fuimos sanados.
C.  “El que sana todas TUS dolencias” (Sal 103:3) “¿A quién se refiere TUS?” se refiere a nosotros, de que ya sanó nuestras enfermedades.
D.  “Ciertamente LLEVÓ EL nuestras enfermedades,  y sufrió nuestros dolores…”. (Is.53:4) ¿”Qué entiendes cuando dice: LLEVÓ EL”? se refiere a que en la cruz Jesús pago por todas nuestras enfermedades
E.  “…y por su llaga FUIMOS nosotros curados” (Is.53:5)  ¿”Que entendemos con FUIMOS?” Ahora ya somos sanos por fe, que todo esta hecho, en la cruz dijo, "consumado es".

Amados. Al leer y al oír las promesas de Dios la fe viene para ser sanados si le creemos a El, Pablo dijo: “la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Dios”  (Rom.10:17)

III.- CONOCE QUE SATANÁS DESEA QUE ESTÉS ENFERMO.

El tercer paso para recibir sanidad de Cristo es entender que Dios quiere que usted sea sano, y que satanás, quiere hacerle sufrir. Muchas enseñanzas erróneas de grupos de sectas afirman que la sanidad ya no es para nuestros días y por esto miles de personas sufren sin necesidad por años. La enfermedad es por causa de nuestra naturaleza caída y satanás la ha puesto sobre nosotros como una maldición del pecado, no Dios.

Veamos que nos dice la escritura:

A.  Primeramente vemos en Job que dice: “Y salió satán… e hirió a Job de una sarna maligna”  (Job 2:7) Por esta escritura podemos ver que la enfermedad fue llevada a Job directamente por satanás. (la sarna es una enfermedad de la piel pero bien puede ser sida, cancer o cualquier otra enfermedad del cuerpo. 

B.  Luego Jesús dijo de una mujer encorvada, que “satanás la había atado” dieciocho años con un “espíritu de enfermedad”  (Lucas 13:11-16) (Note que dice espíritu de enfermedad, y se refiere a un espíritu demoniaco que la tenia enferma)

C.  Vemos también que ceguera y mudez es causada también por un demonio, “Entonces fue traído a él un endemoniado,  ciego y mudo;  y le sanó,  de tal manera que el ciego y mudo veía y hablaba”. (Mat.12:22) y cuando Jesús echó fuera al demonio el ciego pudo ver.

D.  Podemos citar muchísimos casos más, pero este pasaje resume el ministerio de nuestro Señor Jesucristo. “Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret,  y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él”. (Hech.10:38)

Esta escritura afirma que todas las gentes enfermas a las cuales Cristo sanó, estaban OPRIMIDAS POR EL DIABLO. En otras palabras, en aquellos días la enfermedad fue identificada como opresión de satanás, pero también lo es cuando están en tristeza, desaliento, depresión, deseos de morir, en la mayoría de las veces esto es causada por la opresión de espíritus, pero de la misma manera Jesús nos libera y nos sana.

IV.- LA SANIDAD DIVINA ES PARTE DE TU SALVACIÓN, PERO CONOCE LA CONDICIÓN PARA OBTENERLA.

El cuarto paso para recibir la sanidad de Cristo es comprender que la sanidad divina es parte de tu salvación.

Si, Dios puede sanarte de cualquier tipo de enfermedad y de adicción, Pero existe una condición que sin ésta no hay sanidad.

Así como no podemos separar al sanador del salvador, tampoco podemos separar la sanidad divina de la salvación.

Si usted quiere la sanidad espiritual, mental y física para su cuerpo, tiene que estar dispuesto a recibir primero la salvación de su alma arrepintiéndose de corazón, segundo pidiéndole perdón a Jesús por sus pecados, tercero aceptándole como su único Señor, y cuarto admitir que ya como su Salvador, él le sane de su enfermedad.
La palabra de Dios dice:
A.  “él es quien perdona todas tus iniquidades; quien sana todas tus dolencias” (Sal.103:3). Como ve: El perdón de nuestros pecados viene primero; luego la sanidad de nuestras enfermedades.

B.   Jesús dijo al paralítico, primero: “hijo tus pecados te son perdonados”, y después añadió: “levántate, y toma tu lecho, y vete a tu casa” (Mar.2:5-11).
   
 El orden de Dios es; primero el perdón; segundo la sanidad.

C.   La condición que pone Dios en su convenio para sanidad es:“serviréis al Señor tu Dios…”,  (luego añade) “y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti” (Ex.23:25). La forma egoísta del hombre es "Ayúdame Dios" pero "No me pidas nada a cambio" pero la palabra dice: "De Jehová es la tierra y su plenitud, el mundo y los que en el habitan"  Sal.24:1

LA SANIDAD VIENE DEL SANADOR, EL SANA DESDE ADENTRO. Es por esto que él desea entrar en su corazón. Recíbale y ha recibido su sanidad, nunca podrá recibir la sanidad mientras rechace al sanador. Primero: Recíbale, segundo siga a Cristo y segundo sírvale "El que tiene al hijo, tiene la vida; el que no tiene al hijo de Dios no tiene la vida" 1a.Jn.5:12

V.- PARA RECIBIR LA SANIDAD, ORE: CREYENDO QUE EL OYE LA ORACIÓN QUE USTED HACE.

El quinto paso para recibir la sanidad, es orar al Padre en el nombre de Jesús para que él le sane de acuerdo con sus promesas, creyendo que él oye su oración. Si ha aceptado a Cristo como su Salvador ahora usted es un hijo de Cristo y Dios es su padre
La palabra de Dios dice:

ØLa Biblia dice: “como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehová de los que le temen” (Sal.103:13) ¿se goza usted en el sufrimiento de su hijo?..¡Claro que no! .Ni su Padre celestial se goza viéndole a usted que sufre. ¡Ore al Padre y él le sanará!
ØJesús le invita a orar: (Mat.7:7,8) dice. “pedid y se os dará porque cualquiera que pide, recibe”  El prometió: “si algo pidiereis al Padre en mi nombre, yo lo haré” (Jn.14:14)  ORE; CRISTO LE SANA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario