Entradas populares

Páginas vistas en total

sábado, 2 de agosto de 2014

Claves para entender el conflicto Palestina-Israel

Crisis. El experto en relaciones internacionales, Orlando López Selva, explica la crisis que ya tiene un saldo superior a los 1,400 muertos en Gaza

Por Andrea Sepúlveda | País


La situación que se vive en Gaza y en Israel acapara las portadas del mundo y también es uno de los principales temas comentados en las redes sociales. Tras años de conflictos y miles de víctimas fatales, estalló una nueva crisis de violencia en ese sector del mundo, que en 23 días ya lleva más de 1,400 muertos y múltiples llamados a cesar el fuego de parte de la ONU y algunas potencias mundiales.
El decano de la Carrera de Relaciones Internacionales de la Universidad Iberoamericana de Ciencia y Tecnología, Orlando López Selva, explica algunos puntos para entender este enfrentamiento, que en este momento está bajo una tregua de 72 horas.
TIERRA
Los palestinos y los israelitas reclaman una misma tierra. Aunque esto no explica en totalidad el porqué del conflicto, es uno de los puntos clave.
“Los judíos reclaman que es su territorio originario y que habían salido de allí, como lo aseguran los escritos bíblicos”, explica López Selva.
Los palestinos quieren recuperar su tierra que se ha ido reduciendo y reclaman que Jerusalén es su capital.
“Dicen que esta no solo debe ser la capital de Palestina, sino que es un lugar sagrado para su credo”, aclara el académico.
AÑOS
Este es un conflicto que lleva décadas. Después de la II Guerra Mundial, muchos judíos habían llegado al, en ese entonces, territorio palestino bajo mandato británico y habían comprado tierras. Además había otros miles que terminaron desplazados en Europa tras escapar de la persecución nazi.
Para solucionar el problema del descontento palestino por la llegada de los judíos y el sionismo, la ONU decretó en 1947 la división de Palestina en dos regiones: una árabe y una judía, con Jerusalén bajo control internacional.
Un año después se proclamó el Estado de Israel y luego comenzó el enfrentamiento con el mundo árabe.
“Con el paso del tiempo, los judíos estuvieron en guerra contra todos sus vecinos. Israel se enfrentó a Egipto, Jordania, El Líbano, Siria e Irak y los derrotó”, asegura López.
Tras las guerras que ha habido desde entonces, el espacio de Palestina ha disminuido.
“Han quedado en tres lugares en el territorio israelí como islas no vinculadas”, agregó.
PALESTINA
El experto hace hincapié en el proceso que ha vivido Palestina. “Tienen autonomía, pero no soberanía”, aclara. Según explica López, Palestina antes era una nación que tenía gobierno y no tenía territorio y luego pasó a ser un “cuasi-Estado” que tiene reconocimiento, pero que no es totalmente soberano.
“Palestina es un Estado en formación que todavía no tiene soberanía porque debe su seguridad y el control policial a las fuerzas judías”, dice el analista internacional.
Tras la Segunda Guerra Mundial se independizaron otros países como Siria, mientras que Palestina falló en conformar su Estado.
“No tenían un solo liderazgo, no había cohesión, por eso no se creó un Estado palestino. Y por eso ellos están en esta situación, porque quedaron dispersos y llegaron los judíos y tuvieron que enfrentarse a un enemigo más fuerte”, comenta.
HAMÁS
“Paralela a la lucha contra los judíos nace Hamás, que es una organización nutrida por radicales de Medio Oriente que preconiza la lucha contra el sionismo y la lucha en favor de la construcción de un Estado palestino y además cree que la lucha armada es más importante que el diálogo y la diplomacia”, define el decano de Relaciones Internacionales de la Universidad Iberoamericana de Ciencia y Tecnología.
Además, explica López, quieren destruir a Israel por lo que “no van a aceptar una tregua”. Mientras el presidente de Palestina, Mahmud Abbás, “cree que debe actuar, dialogar y propiciar la diplomacia, pero hay radicales que no lo apoyan, que quieren hacer la guerra. El presidente (de Israel), Benjamin Netanyahu ha iniciado una ofensiva porque quiere completar una misión militar que consiste en erradicar a las fuerzas de Hamás, que se insertan en el territorio, darle una lección de que el poder militar israelí es muy fuerte y a la vez hacer prevalecer que la seguridad de ese casi Estado palestino va a permanecer en manos de los judíos”, agrega.
EL DETONANTE
Según el especialista, el contraataque a Hamás se debe a una suma de cosas entre las que están el asesinato de tres jóvenes judíos y el descubrimiento de túneles para pasar de Gaza a Israel. Por años, este grupo radical ha lanzado cohetes a territorio israelí, pero este mes se decidió responder.
“Se hartaron. Les molestó que hubieran matado a los jóvenes judíos que secuestraron y eso suma. En parte, además descubrieron que Hamás tenía acceso a territorio israelí”, asegura.
APOYO INTERNACIONAL
Estados Unidos ha sido el principal aliado de Israel, pero según López el apoyo de los norteamericanos ha disminuido.
“Ahora (están) con muchas dudas. Este contraataque se les ha salido de las manos y tiene condena mundial. Han muerto muchos civiles”, explica.
“Estados Unidos ha mantenido una política fuerte en contra de que Israel siga construyendo asentamientos en territorios ocupados, porque eso va en contra de la paz y de los tratados de derecho internacional”, agrega.
Además de la ONU, Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia y otros han llamado a cesar el fuego en la zona de conflicto.
“Las consecuencias van a ser que los Estados occidentales no verán con mayor simpatía a Israel por su política contra los palestinos en Gaza. Las muertes y dolor de esas familias harán que se simpatice más con una política radical de enfrentamiento contra los judíos”, dice López. “Hamás es el que puede salir ganando de todo esto”, aclara.
DOS CULTURAS
“Responden a culturas diferentes, islámica y judía, y responden a otra lengua, árabe y hebreo. Son diferentes. Por lo que se han ido creando roces”, explica López sobre la dificultad para que palestinos e israelíes encuentren puntos de convergencia.
“Los judíos representan la cuna de la cultura occidental”, aclara.
Ambos grupos se consideran enemigos.

Seguí a la autora en Twitter: @AndreaSepulveda

No hay comentarios:

Publicar un comentario