Entradas populares

Páginas vistas en total

miércoles, 24 de octubre de 2012

Evangélicos y Obama, ¿una alianza santa?

Sammy Rodríguez (·)
El muy anticipado discurso sobre la inmigración realizado por el presidente de los Estados Unidos comenzó con una inesperada presentación. Bill Hybels, el pastor principal de la iglesia Willow Creek en el suburbio de Chicago, presentó a nuestro Comandante en jefe. Hybels, quien es un pastor evangélico de una de las congregaciones más grandes de la nación y que también supervisa lo que se podría decir que es el preeminente de la cadena evangélica sin denominación, la Asociación Willow Creek. La pregunta que surge es: ¿por qué un pastor conservador evangélico presenta al presidente de los EE.UU., cuando los evangélicos y el Presidente no están de acuerdo en muchos asuntos? La respuesta descansa en el simple y a la vez complicado debate de la reforma migratoria.
Mientras la reforma migratoria continúa polarizando las comunidades y dividiendo al país, irónicamente también facilita una oportunidad para una conversación y la relación que de otra manera no existiría: una relación entre los evangélicos conservadores y el presidente Barack Obama. Aparte de la presentación de Hybels, los líderes evangélicos proveyeron un tipo de cobertura al sentarse al frente y en el centro, mientras el Presidente se dirigía a la nación desde el podio en la American University. Richard Land, Leith Anderson y este servidor, nos sentamos esperando la presentación del Presidente sobre un asunto que trasciende la ideología política.
Los evangélicos en el debate migratorio actual, manifiestan una postura de circunscripción importante a favor de una solución comprensiva. En el año 2006, grupos de negocios y de apoyo a los inmigrantes tomaron la iniciativa. Hoy día, la comunidad de fe, en particular la comunidad evangélica, está de frente y en el centro tal como las principales denominaciones abogaron por los derechos civiles en las décadas de los cincuenta y sesenta.
Primero, el crecimiento de la comunidad evangélica en la mayoría de las denominaciones proviene de su circunscripción étnica e inmigrante. En otras palabras, el apoyo a los asuntos de la inmigración es una cuestión tanto de viabilidad y sostenimiento a corto como a largo plazo.
Segundo, los evangélicos se rehúsan a conocer los errores del pasado. En la década de los sesenta, mientras el Dr. Martin Luther King Jr. marchaba en Washington, los evangélicos--con algunas excepciones--se pararon en los bancos de las iglesias, en los peores casos hostiles al movimiento, en los mejores casos, apáticos. Como consecuencia la falta de apoyo por los derechos civiles resultaron en la construcción de una pared entre la Iglesia afroamericana y la comunidad evangélica. Esta es una pared que hoy comienza a mostrar algunas grietas. No quieren repetir la historia con la sólida comunidad hispana de 50 millones de personas.
Finalmente, los evangélicos apoyan la reforma migratoria como resultado de un fundamento bíblico. Desde Levítico 19 hasta la parábola del buen samaritano, los pastores evangélicos entienden que la Biblia apoya la reconciliación de la regla de la ley (Romanos 13) con compasión por el desconocido (Levítico 19). El presidente Obama reconoce la influencia que tienen los votantes que consideran la fe y la familia con el Partido Republicano. Posiblemente la única esperanza para que pase la legislación de una reforma migratoria descansa en el testimonio profético de una comunidad vociferante.
Mientras el Presidente formulaba el argumento de la reforma, habló de la imperativa moral. Los evangélicos se están preparando para proveerle al Presidente cobertura mientras continúe presionando por una estrategia de integración justa. Pues al final de día esta asociación única entre el Presidente y los evangélicos puede servir como el punto de consenso que despierte la conciencia de la nación a dejar atrás el extremismo y que se reconcilie ante el altar de la compasión y la gracia.
(·) Rev. Sammy Rodríguez es el presidente de la "Conferencia Nacional de Liderazgo Hispano Cristiano" (NHCLC, por sus siglas en inglés) que sirve a más de 25,000 iglesias hispanas en los Estados Unidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario